Confían en rescatar antes del lunes al niño que cayó a pozo en España

Confían en rescatar antes del lunes a niño en España

Continúan los trabajos para rescatar a un niño que cayó a pozo en Málaga. (EFE)

Los técnicos que participan en el rescate de Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo hace cinco días en la localidad de Totalán (sur de España), confían en llegar hasta él antes del lunes, a pesar de las numerosas dificultades que plantea el terreno.

Los equipos de rescate trabajan contrarreloj para localizar y llegar hasta el pequeño, que cayó el pasado domingo, cuando pasaba un día en el campo con sus padres, por un conducto de prospección de agua de 25 centímetros de ancho y 110 metros de profundidad.

Niño atrapado en pozo en Málaga podría tardar días en ser rescatado

El responsable del operativo, Ángel García, explicó hoy a la prensa que se espera lograr el objetivo el lunes, aunque recordó que cuando se concluya la perforación del túnel vertical de 80 metros en el que se está trabajando todavía quedará por hacer una galería horizontal que conecte con el pozo.

García reconoció que este nuevo plazo “se aleja un poco” del previsto inicialmente, al haberse hallado un estrato rocoso de pizarra en las excavaciones, lo que “ralentiza” los movimientos de tierra.

Por eso, precisó, se están aplicando otras técnicas más lentas y se confía en que la nueva veta encontrada tenga poco espesor.

Vecinos expresan su respaldo a Julen, el niño que cayó en un pozo en España. (EFE)
Vecinos expresan su respaldo a Julen, el niño que cayó en un pozo en España. (EFE)

Vecinos expresan su respaldo a Julen, el niño que cayó en un pozo en España. (EFE)

Pese a todo, se mantiene la intención de empezar hoy mismo con la perforación del túnel vertical, ya que las máquinas excavadoras han conseguido rebajar 19 metros, de los 25 previstos, de la ladera montañosa donde se encuentra el pozo.

Según García, en condiciones “muy favorables”, la ejecución del túnel vertical puede conllevar entre 12 y 15 horas según el tipo de terreno, aunque la posibilidad de toparse con rocas ralentizaría la perforación.

Un geolocalizador, aportado por la compañía sueca que ayudó en el rescate de los 33 mineros chilenos que estuvieron atrapados 70 días bajo tierra en 2010 ha permitido determinar que el pozo donde cayó Julen tiene una desviación entre la boca y el fondo.

Eso permitirá afinar los cálculos respecto de las actuaciones a acometer.

Encuentran cabello del niño atrapado en un pozo en España

Ante la posibilidad de que se produzcan lluvias en las próximas horas, el responsable del operativo explicó que la única medida posible sería hacer un drenaje que diera una rápida salida al agua.

Con información de EFE

AAE

CARGANDO...