Dan último adiós a dueño de anexo que murió en masacre en Irapuato

Su cuerpo fue uno de los últimos en ser entregados por la Fiscalía General de Guanajuato

Este domingo, fue sepultado en Arandas, Irapuato, Erasmo Flores Regalado, propietario y terapeuta del Centro de Rehabilitación “Recuperando mi vida” donde el pasado miércoles 27 jóvenes fueron asesinados por un grupo armado.

Te recomendamos:  Ataque en centro de rehabilitación en Irapuato, Guanajuato, deja 24 muertos

Su cuerpo fue uno de los últimos en ser entregados por la Fiscalía General de Guanajuato.

Sus familiares aseguran que Erasmo había recibido amenazas pero nunca las tomó en cuenta.

“Casi prácticamente fueron sobre él, por la forma como lo asesinaron. Los otros inocentes rehabilitándose, para que vengan esta clase de gentes, como que no se vale”, dijo Gerardo Medina, familiar de dueño del anexo

Con miedo a represalias, los familiares y amigos de  Erasmo aseguran que, en la comunidad de Arandas la lucha entre los cárteles Santa Rosa de Lima y Jalisco Nueva Generación, está acabando con la tranquilidad de la población.

La Fiscalía del estado aseguró que la principal línea de investigación sobre el ataque al anexo es la guerra que existe actualmente entre los dos cárteles que se disputan la región.

Con información de Edgar Tamayo

HAVJ