Acapulco, vacío, desolado y sin música por coronavirus

Discotecas, centros nocturnos y bares fueron cerrados al igual que las playas y hoteles, por disposición de las autoridades sanitarias
FOTO: La vida nocturna en Acapulco está apagada por el coronavirus. (Cuartoscuro)

En Acapulco, la costera Miguel Alemán luce como nunca antes: vacía, desolada y sin música. Esto, debido a la contingencia por el coronavirus.

Te recomendamos: Coronavirus: ¿cuánto ganarán los médicos que contratará México?

“La vida nocturna está muerta totalmente estamos espantados de lo que está sucediendo, no tenemos con que pagar los salarios no tenemos cómo volver aperturas después de la contingencia los negocios”, destacó Javier Saldívar Rodríguez, empresario de Acapulco.

Por la disposición de las autoridades sanitarias para evitar aglomeraciones, las discotecas, centros nocturnos y bares fueron cerrados al igual que las playas y hoteles.

Es sábado por la noche en la costera Miguel Alemán de Acapulco y lo que vemos es una imagen inédita: la emblemática Condesa, un referente de fiesta y buen ambiente, hoy esta callada, no tiene vida nocturna. Los antros y discotecas cerraron por la contingencia del coronavirus  y no se aprecian muchos turistas.

“No esperábamos esto todo esperábamos como hace un año la temporada para ver Acapulco lleno ¿no?, tenerlo a un 85 por ciento”, dijo Luis, encargado de un bar.

Sin embargo, hay algunos turistas que no acatan las recomendaciones y caminan por la Costera sin encontrar dónde divertirse.

“Es la primera vez en toda mi vida que la veo así. En realidad salí a eso a ver si estaba solo como me decían, sí, sí está solo”, señaló Jazmín, una turista.

Las fuerzas federales patrullan la zona turística para verificar que los negocios estén cerrados y que no haya aglomeración de turistas en la vía pública.

“Nuestras famosos discotecas son reconocidas a nivel mundial totalmente te digo ninguna discoteca funciona no hay música en ningún lado”, comentó Javier Saldivar Rodríguez, empresario de Acapulco.

Con información de Isaac Flores Pineda.

LLH