Cierran playas y balnearios en Colima por coronavirus, hasta nuevo aviso

Al ingreso de cada playa hay un puesto de control en el que se lleva un registro de cada persona y vehículo que ingresa al lugar
FOTO:Además de las playas, cerraron lugares turísticos, balnearios y centros recreativos. (Twitter:@SSP_COLIMA)

En Colima fueron cerradas hasta nuevo aviso, las 20 playas ubicadas sobre el litoral costero del estado como una medida de prevención ante la contingencia por el coronavirus.

Te puede interesar: Cierran playas en Tabasco para prevenir coronavirus

Además de las playas, cerraron lugares turísticos, balnearios y centros recreativos.

Al ingreso de cada playa hay un puesto de control en el que se lleva un registro de cada persona y vehículo que ingresa al lugar.

En los puestos de control que se ubican en el ingreso de cada una de las playas, hay elementos de la Guardia Nacional, la Policía Estatal, Municipal, Policía Vial y Protección Civil.

Solo se le permite el acceso a residentes, dueños y trabajadores de negocios.

“Gente digamos que tiene actividad directamente en esa zona es la que está pudiendo pasar, no así el turismo”, dijo Ricardo Ursúa, director general de la Unidad Estatal de Protección Civil de Colima.

“Personas que vienen de fuera, por eso te piden la credencial, de dónde vienes, y si no te dicen que no puedes pasar”, expuso Teófilo Ramón Chávez, propietario de restaurante.

Habitantes y comerciantes de los tres municipios costeros, Tecomán, Armería y Manzanillo, aceptaron la medida.

“Pero si es muy necesario esto, que no entren ni familiares que tengan aquí, a qué vienen?, qué se queden en su casa”, comentó María Eugenia Lugo, habitante de la playa de Cuyutlán.

En los balnearios más conocidos como Miramar y La Boquita en Manzanillo, así como El Paraíso y Cuyutlán en Armería, y Boca de Pascuales y El Real en Tecomán, se reforzó la presencia policiaca.

Playas del estado de Michoacán, cercanas a Colima, como Boca de Apiza también cerraron.

Con el cierre de las playas, los hoteles se quedaron sin huéspedes y los que aún tienen, operan al 5% de su capacidad.

Con información de Bertha Reynoso.

LLH