Congo inicia campaña de vacunación para contener el ébola

Congo inicia campaña de vacunación para contener el ébola

Inicia campaña de vacunación contra ébola en el Congo. (Reuters)

La República Democrática del Congo (RDC) comenzó este lunes su primera campaña para vacunar contra el ébola a los principales afectados por el brote de la enfermedad declarado a principios de mes en la provincia del Ecuador (noroeste).

El ministro congoleño de Sanidad, Oly Ilunga, lanzó la campaña en la ciudad de Mbandaka, una zona urbana de en torno a un millón de habitantes a la que llegó el virus la semana pasada, tras detectarse antes sólo en zonas rurales.

Según el ministro, se han contabilizado un total de 49 casos de ébola (22 confirmados, 21 probables y 6 sospechosos) en las áreas rurales de Bikoro e Iboko y en la urbana de Wangata, en Mbandaka, así como 27 muertes, de las cuales sólo dos han sido confirmadas como positivas del virus en los laboratorios.

Unas 4.000 dosis de la vacuna llegaron este fin de semana a Mbandaka, donde las autoridades comenzarán a administrarlas a la población más afectada.

La vacuna se pondrá en esta primera fase a los profesionales de la salud que están directamente expuestos a los casos confirmados de ébola, a las personas que han estado en contacto y a los “contactos de los contactos”, según explicó el Ministerio de Sanidad.

Unos 70 trabajadores sanitarios está previsto que reciban hoy la vacuna en Mbandaka y Bikoro, confirmó a Efe el doctor Platini Ilumbe, miembro de la comisión de vacunación.

La vacuna para aquellos afectados es voluntaria y gratuita y el rechazo a ponérsela no excluirá a nadie de ser atendido en los centros sanitarios.

Además, los vacunados recibirán seis visitas domiciliarias de expertos para asegurarse de que evolucionan bien.

“Será cuestión de seguir a todas las personas que sean vacunadas para saber si hay efectos secundarios y cómo remediarlos”, declaró Ilumbe.

Mientras tanto, en Mbandaka la vida sigue con normalidad y no hay signos de alarma.

“Yo no he visto aún funerales por una persona muerta de ébola aquí. No creo que haya ébola aquí, puede que en Bikoro, pero no aquí”, comentó al portal informativo Actualité un vecino de la metrópoli.

En el puerto fluvial se han puesto controles de temperatura para evitar contagios por una de las vías más usadas de transporte, pero no todo el mundo los toma; algunos pasan de largo sin someterse a ese escrutinio, según aseguró este medio local desde la zona.

La aparente tranquilidad de la población contrasta con el revuelo que el contagio a un núcleo urbano provocó en organismos internacionales, que quieren impedir una crisis como la de África Occidental en 2014-2016, cuando el ébola causó más de 11.000 muertes.

Vea también: Congo teme que onda de calor afecte vacunas contra el ébola

“Es preocupante que haya casos de ébola en un centro urbano (de la RCD), pero ahora estamos mucho mejor preparados que en 2014 para hacer frente a este brote”, declaró hoy el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“La vacunación será clave para controlar este brote”, subrayó Tedros Adhanom en un comunicado.

El pasado viernes, en una reunión especial sobre el brote de ébola en la RDC, la OMS estableció que el actual no reúne, por el momento, las condiciones para considerarse una emergencia sanitaria con impacto internacional.

No obstante, el organismo apuntó que hay desafíos importantes en el aire, como el riesgo de una “propagación rápida”.

Además, la OMS envió a más de 35 expertos, de los cuales 16 participaron en la vacunación en África Occidental, donde se usó por primera vez la vacuna que ha llegado a la RDC.

El tratamiento a aplicar es la vacuna experimental rVSV-ZEBOV y es la primera vez que se toma esta medida en el estado inicial de un brote de ébola.

El Gobierno congoleño informó también de la movilización especial de recursos económicos -de hasta 4 millones de dólares, por el momento- para luchar contra la epidemia.

Se trata del noveno brote de ébola que sufre RDC, donde la enfermedad es endémica.

Antes del actual brote, fue declarado uno el 11 de mayo de 2017 en Likati, en la provincia de Bas Uele (norte), casi en la frontera con la República Centroafricana, con cinco casos y cuatro muertos.

El brote más letal que sufrió el país, con 280 muertos, fue el primero, el de 1976, cuando se descubrió la enfermedad, que recibió justamente el nombre de un río congoleño: Ébola.

La enfermedad -que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 %.

Sus primeros síntomas son fiebre repentina y alta, debilidad intensa y dolor muscular, de cabeza y de garganta, además de vómitos.

Con información de EFE

AAE

 

CARGANDO...