Ver ahora

Absueltos en apelación dos exdirectivos del banco del Vaticano

Paolo Cipriani y Massimo Tulli fueron condenados por no haber respetado las normas en materia de lavado, al no entregar ciertas informaciones a JP Morgan
Noticieros Televisa FUENTE: agencia DESDE: ROMA, Italia
FOTO: El IOR, en el pasado, fue protagonista de numerosos escándalos por lavado de dinero de la mafia siciliana. (Il Nazionale)

Dos exdirectivos del banco del Vaticano (IOR), condenados en 2017 por violación de las normas antilavado en transacciones, fueron absueltos en apelación por un tribunal civil, según informó el miércoles la agencia italiana Ansa.

Te puede interesar: Vaticano asegura que expresidentes latinoamericanos no tienen cuenta en IOR

El exdirector general Paolo Cipriani y su exadjunto Massimo Tulli fueron condenados en 2017 a cuatro meses y diez días de cárcel en suspenso por infringir las “normas antiblanqueo” en transacciones en 2010.

Fueron destituidos de sus cargos en 2013, un año después de la polémica retirada del presidente del banco.

“Es una historia terrible, vamos a poder volver a vivir”, comentaron el martes a la agencia Ansa, tras la decisión de jueces en Roma. “Solo efectuamos dos transacciones bancarias regulares, de 20 millones de euros y 3 millones de euros, pero que luego fueron incautados”, declaró.

La investigación empezó a finales de 2010 con el embargo de 23 millones de euros que pertenecían oficialmente al IOR (Instituto para las Obras de Religión, en su denominación oficial), después de registrar varios movimientos sospechosos hacia Italia y Alemania.

El dinero fue transferido por el banco del Vaticano hacia un organismo de crédito italiano Credito Artigiano, y después tres millones de euros fueron enviados a la Banca del Fucino y 20 millones a JP Morgan Frankfurt.

Cipriani y Tulli fueron condenados por no haber respetado las normas en materia de lavado, al no entregar ciertas informaciones a JP Morgan.

Ambos directivos también fueron condenados en febrero de 2018 por el tribunal del Vaticano a devolver a la institución el monto de las pérdidas relacionadas con su mala gestión.

El IOR, en el pasado protagonista de numerosos escándalos por lavado de dinero de la mafia siciliana, ha sido sometido a una importante operación de limpieza y llegó a cerrar 5 mil cuentas con el fin de una mayor transparencia fiscal.

Con información de AFP.

LLH