Videojuegos ayudan a los adultos mayores a contrarrestar sus padecimientos

En la actualidad se evalúa el potencial de algunos juegos en la práctica médica.
Foto: Pixabay

Estudios afirman que el uso de videojuegos en personas mayores de 60 años, podría servir para el tratamiento de algunos de sus padecimientos.

Te recomendamos: Vende consola de videojuegos de su novio en 75 pesos por infidelidad

De acuerdo al Instituto Nacional de Geriatría (Inger), diversos estudios practicados a personas de la tercera edad muestran que el uso de videojuegos es benéfico para el tratamiento de varios padecimientos -sobre todo los neurodegenerativos- que suelen aquejar a este sector de la población.

Por medio de su boletín institucional, Inger señaló que las personas mayores de 60 años expuestas a sesiones de entretenimiento con videojuegos para smartphones o computadoras, mejoran sus funciones de memoria, razonamiento, coordinación de manos y ojos, velocidad de respuesta y atención visual.

El documento señala que en la actualidad se evalúa el potencial de algunos juegos en la práctica médica, en especial aquellos donde hay que seleccionar objetos específicos en movimiento, o bien, en los que recrean la conducción de un automóvil.

De esta forma, dichos dispositivos se han utilizado como posibles herramientas terapéuticas para mejorar procesos cognitivos (memoria y aprendizaje) en personas mayores sanas”

… mencionan en Inger, y explican que la industria del entretenimiento, principalmente la de los videojuegos, se encuentra en una fase de investigación y desarrollo, para implementar terapias no farmacológicas que contribuyan a conservar la memoria durante la vejez.

(…) Se encuentra en la fase de expansión, de desarrollo y de investigación para cubrir las necesidades de una población específica como es la de las personas mayores y valorar su posible utilidad terapéutica en trastornos neurodegenerativos”

Así, Inger señala que el uso de dispositivos electrónicos, como consolas, teléfonos celulares o tabletas, no son exclusivos para los jóvenes, pues su uso también es relevante para las personas mayores, hasta el punto de que se pronostica que en unos años tendrán más demanda por parte de los adultos mayores.