Puntos clave sobre la vacuna contra COVID-19 de Pfizer/BioNTech

Esta vacuna está a punto de recibir una aprobación de emergencia y ser usada por miles de personas en el mundo
Aunque los anuncios de Pfizer y BioNTech son alentadores, no se debe bajar la guardia. (Pixabay)

Pfizer se ha posicionado como una de las primeras farmacéuticas en crear una vacuna que combata al COVID-19 y ofrezca resultados efectivos en su tratamiento. A continuación enlistamos algunos puntos clave y las preguntas más frecuentes sobre este avance clínico.

Te recomendamos: Desarrolladores de vacuna Pfizer/BioNtech son una pareja migrante; conoce su historia

La unión de Pfizer con BioNTech se convirtió en una esperanza cuando ambas corporaciones anunciaron que su vacuna, probada en distintos ratoncitos de laboratorio, surtió efecto sin representar un daño más allá de la experimentación en estos animales.

Encarrilándose hacia su fase tres de ensayos clínicos, las compañías comunicaron que este tratamiento ha sido probado en 43 mil 500 personas sin que se detectara ningún efecto adverso importante; en total la vacuna resultó efectiva en 9 de cada 10 casos, de acuerdo con un estudio que ha sido criticado por contar con un grupo reducido de participantes.

Aunque ahora se busca un permiso de emergencia para su distribución, aún quedan algunos puntos clave que este medicamento debe recorrer antes de comercializarse.

La vacuna de Pfizer y la comunidad científica

Como lo ha señalado la comunidad científica de algunos países del mundo, la vacuna de Pfizer/BioNTech entrará en un ‘análisis interino‘ en el que se dará “una primera mirada a los datos antes de que se complete su estudio para entender si hay algún indicio de si puede o no funcionar”.

Debido a que ahora solo se conoce el comunicado de prensa y no los datos completos sobre la vacuna, cuando se complete el estudio se espera nueva información que garantice, o no, una cura contra el SARS-CoV-2.

Puntos clave y preguntas frecuentes sobre la vacuna Pfizer/BioNTech

1. ¿Por qué la vacuna de Pfizer/BioNTech es la más prometedora del mercado?

Esta vacuna superó las estimaciones que se tenían con respecto a los tratamientos contra el COVID-19. Aunque se preveía que alcanzara un 75% de efectividad, el 9 de noviembre se confirmó que logró un 90% de eficacia. Además, entre los 94 pacientes de covid a los que se les administró el tratamiento hubo una eficacia constatada dentro de un lapso de 7 días.

Por otra parte, según estimaciones clínicas, “la vacuna de Pfizer brindaría una eficacia superior” y permitiría que se alcanzara la inmunidad de rebaño.

2. ¿Cómo funciona la vacuna Pfizer/BioNTech y cuál es su efectividad?

Antes de que la vacuna se enfocara en el COVID-19, sus desarrolladores tenían estudios que buscaban erradicar el cáncer alterando el ARN. En este sentido, la posible vacuna contra el COVID-19 utiliza un fragmento del código del virus y le indica a las células lo que deben hacer con él. Después recubre esta fórmula con un lípido e ingresa esta mezcla en el cuerpo humano.

Al ser reconocido por el sistema inmune, este comienza a atacar el virus y entonces llega la segunda dosis del tratamiento en un tiempo de tres semanas. El refuerzo protege hasta en un 90% a los pacientes y personas de desarrollar los síntomas de esta enfermedad, pero el problema sería que hasta ahora no se han probado vacunas ARN en seres humanos.

3. ¿Cómo será repartida la vacuna, quién la recibirá primero?

Una vez que la vacuna contra el COVID-19 sea efectiva, Pfizer y BioNTech anunciaron que se esperan fabricar 1,300 millones de dosis para finales de 2021, pero que están dispuestos a asociarse con otras farmacéuticas para incrementar la producción.

En un escenario optimista, la vacuna será repartida en los países donde haya mayor grupos de riesgo y se pondrá a las personas de la tercera edad o quienes tengan mayor riesgo de contagio. El personal médico y sanitario también está en la primera línea para recibir una dosis.

Estados Unidos, Reino Unido, España, México, Ecuador y Perú son algunos de los países que tienen acuerdos pre-negociados con las farmacéuticas para recibir el tratamiento.

4. ¿Por qué se habla de la refrigeración de la vacuna e infraestructura para contenerla?

La vacuna de Pfizer/BioNTech necesita estar a temperaturas menores a 70°C para transportarse, es decir, es una vacuna ultrafría que requiere de una logística adecuada para poder distribuirse.

Ya que muchas vacunas no necesitan temperaturas tan bajas, este aspecto significa un problema para las comunidades rurales y países con bajo desarrollo económico pues requieren de una gran infraestructura que incluso hace falta en los hospitales más sofisticados de Estados Unidos.

5. ¿Cuánto tiempo dura su protección?, ¿necesitará renovarse como la vacuna de la influenza?

Hasta el momento es imposible saber el tiempo en el que la vacuna contra COVID-19 ofrecerá protección, pues se necesitan poner en marcha una serie de investigaciones una vez que el tiempo transcurra.

Tampoco se sabe si la protección de la vacuna es igual para todos los grupos de edad, pero se estima que jóvenes y adultos mayores sí desarrollan una respuesta inmune

6. ¿Cuántas vacunas están siendo probadas y cuándo se sabrá su eficacia final?

Durante la primera fase se llevaron a cabo 22 ensayos de seguridad de pequeña escala, en la fase 2 se contabilizaron 15 ensayos de seguridad más amplios y en la fase 3, diez son los ensayos y pruebas de eficacia mayor.

Esto quiere decir que además de la vacuna de Pfizer y BioNTech hay otros laboratorios y farmacéuticas desarrollando ensayos clínicos en distintas fases, incluso México mostró resultados favorables con  la vacuna desarrollada por sus investigadores.

La diferencia con la vacuna de Pfizer/BioNTech es que es la única que ha mostrado resultados favorables en tan poco tiempo como lo vimos en las estadísticas mencionadas arriba.

7. ¿Qué sucederá con los confinamientos?

El que exista una posible cura contra el COVID-19 no quiere decir que terminaron los confinamientos o debe bajarse la guardia, pues a pesar de que algunos pacientes ya están siendo tratados, el virus no ha dejado de propagarse.

En la actualidad se necesitan medidas para controlar los contagios de COVID-19, y aunque los seres humanos solemos acostumbrarnos a todo tipo de escenarios, tomar la crisis sanitaria a la ligera pone en riesgo la vida de muchos además de la tuya.

Los confinamientos, según los expertos, terminarán cuando haya una cantidad suficiente de personas inmunes para detener la propagación. El que no te hayas contagiado de COVID-19 no quiere decir que seas inmune, pues la inmunidad solo se logra una vez que se superó la enfermedad.

Recuerda también que los pacientes asintomáticos no están libres del COVID-19 y que son igual de contagiosos que aquellos que tuvieron síntomas, pues el no mostrar señales de la enfermedad no significa que el virus no esté en su cuerpo. Por favor, mantén las medias de prevención.

 

Con información de BBC