Peste bubónica: ¿Qué es, cuáles son los síntomas y medios de contagio?

Entre 2010 y 2015, la peste bubónica provocó 3, 248 casos en el mundo, 584 de estos mortales.
La peste bubónica actualmente no es considerada erradicada (Foto: Getty)

El COVID-19 no solo ha puesto en alerta a toda la sociedad en 2020. Esta pandemia también ha provocado que se recuerden otras enfermedades que han afectado a diferentes regiones del mundo en épocas anteriores, como la peste bubónica, que entre 2010 y 2015 provocó 3, 248 casos en el mundo, 584 de estos mortales, pero… ¿qué es esta enfermedad?

La peste bubónica es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Yersinia pestis, misma que ataca al sistema linfático generando hinchazón dolorosa en los ganglios linfáticos (bubones). Esta es provocada por la picadura de pulgas infectadas que suelen habitar en pequeños mamíferos, aunque también se puede propagar por medio de la exposición a fluidos corporales de algún animal infectado y el contacto directo con tejidos infectados.

Te recomendamos: La peste negra: La pandemia más devastadora en la historia de la humanidad

La forma en que la bacteria Yersinia pestis entra al cuerpo es a través de la piel, esto después de la picadura de la pulga infectada, conocida también como Xenopsylla cheopis. Después de la picadura, los microbios se instalan en los ganglios linfáticos, donde incluso pueden reproducirse.

Síntomas

Así como sucede con otras enfermedades, algunos de los síntomas de la peste bubónica se pueden confundir con padecimientos considerados ‘normales’ como los de la gripa, aunque el más claro es la inflamación de ganglios linfáticos. Entre los síntomas se encuentran:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Vómitos
  • Debilidad
  • Inflamación de ganglios linfáticos

Es importante señalar que la peste bubónica rara vez se transmite entre personas; sin embargo, si esta llega a evolucionar y se extiende en los pulmones, puede provocar una afectación aún más grave: la peste neumónica.

Actualmente, la enfermedad se puede presentar en todos los continentes, aunque los países más endémicos son Madagascar, República Democrática del Congo y Perú.

Tratamiento

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) los antibióticos son la forma más eficaz para atacar la peste, por lo que el diagnóstico a tiempo correcto es vital para salvar vidas. Para confirmar que una persona es portadora de la enfermedad es necesario que se realicen pruebas de la laboratorio.