Niño de 13 murió abrazado a su perro en un incendio forestal en Oregon

Wyatt Tofte había regresado a su casa para salvar a su abuela, atrapada en el incendio
Niño de 13 murió abrazado a su perro en incendio en Oregon. (Imagen: Especial)

Los incendios de Oregon y California han barrido con miles de hectáreas de bosque, han oscurecido los cielos y han provocado tragedias como la muerte de Wyatt Tofte, un niño de 13 años, quien murió en un incendio abrazado a su perro. Buscaba rescatar a su abuela, quien también falleció.

Te recomendamos: Pareja toma tequila adulterado en Puebla, él muere y ella tiene muerte cerebral

Ocurrió el 8 de septiembre en Marion, un condado al norte de Oregon donde los incendios han consumido 80 mil hectáreas de bosque. En el comunicado presentado por la familia se lee lo siguiente:

“El martes 8 de septiembre las vidas de Chris y Angie Tofte cambiaron para siempre. Un devastador incendio rodeo la casa de la pareja en la madrugada y a pesar de los heroicos esfuerzos de Chris y Angie, la madre de ella, Peggy, y el hijo de 13 años de la pareja, Wyatt, murieron en el fuego. Al principio, hubo esperanza mientras Wyatt estuvo desaparecido, pero dos días despues fue encontrado en el asiento del piloto del auto familiar junto con su abuela Peggy y su perro en el regazo. No sobrevivieron el incendio de Santiam.”

Antes de que el incendio llegara a su calle, Chris Tofte, padre del menor fallecido, salió a buscar un generador pues la luz eléctrica se había ido. En ese lapso fue que las llamas llegaron hasta su domicilio y rodearon la casa donde permanecían su esposa Angie, su hijo Wyatt y su suegra, Peggy.

Cuando ellos despertaron, buscaron evacuar de inmediato el lugar. Peggy Mosso tenía la pierna rota y esperaba desde hace días una intervención quirúrgica, por lo que fue un desafío trasladarla al automóvil familiar. Luego de que subiera a su madre al coche, Angie regresó a casa por su hijo y por sus mascotas. Cuando volvieron al auto, las llamas lo habían rodeado.

Según continúa el comunicado, Angie Tofte pidió a su hijo que huyera e intentó, sin éxito, sacar a su madre el coche. El camino estaba tan caliente que las llantas se habían quemado. Angie tuvo que huir, dejando a su madre adentro y creyendo que su hijo estaría varios minutos por delante de ella en la huida y buscó alejarse del sitio lo más pronto posible.

Chris Tofte durante la búsqueda de su hijo. (Imagen: Especial)

Por su parte, para Chris Tofte era imposible regresar a casa y buscar a su familia. Cuando logró acercarse a su casa, encontró en el camino a uan mujer con muy severas quemaduras, tan severas que era irreconocible. Según relató, solo se dio cuenta de ante quién estaba cuando esa mujer susurró que era su esposa Angie.

La búsqueda de Wyatt se extendió dos días. Durante su búsqueda incluso se llegó a creer que el niño se encontraba a salvo en casa de un amigo. Cuando su cadáver fue encontrado a lado de su abuela, tanto las autoridades como la familia Tofte se dieron cuenta de que Wyatt no huyó como lo pidió su madre, sino que volvió con el fin de rescatar a su abuela y fue en ese lance heroico donde el menor perdió la vida.

La familia de Wyatt Tofte abrió por GoFundMe una campaña de donaciones para solventar los gastos médicos de Angie, quien permanece en estado crítico.