Murió Juan Corona, también conocido como ‘el Asesino del Machete’

Juan-Corona-Asesino-Machete-asesino-serial-jornaleros-migrantes

Juan Corona (AP Photo/File)

El 4 de marzo murió Juan Corona, un asesino serial que fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de 25 jornaleros migrantes en California. Al momento de su sentencia en 1973, tenía el récord por el mayor número de homicidios en la historia de Estados Unidos. Tenía 85 años de edad.

Escalofriantes historias de asesinos seriales mexicanos

El señor Corona se ganó en la prensa el apodo de ‘el Asesino del Machete’ porque los cuerpos de sus víctimas eran hallados cortados a tajos y desmembrados. Cuando la Policía investigó su vivienda, halló en el interior un machete de 18 pulgadas, un cuchillo de carnicero, un hacha de doble filo y un bastón de madera.

Juan Corona nació en Autlán, Jalisco el 7 de febrero de 1934. A inicios de los 50, migró a California con dos hermanos. Según familiares, el señor Corona quedó sumamente impactado por una inundación que golpeó al norte del estado, dejando varios muertos. Fue internado en un hospital psiquiátrico tras decir que veía fantasmas, por lo que recibió tratamiento de electroshock.

Al salir del nosocomio, el señor Corona se dedicó con éxito a ser un contratista laboral para los campos agrícolas del estado. Reclutó a miles de jornaleros migrantes, principalmente de México, para trabajar en las numerosas granjas de frutos y vegetales. El señor Corona se asentó en la tranquila comunidad de Yuba City. Se casó y tuvo cuatro hijas; a pesar de todo, siempre lo aquejaba cierto malestar.

El 19 de mayo de 1971, un granjero que había contratado los servicios del señor Corona, se percató de una recién excavación en sus campos, de metro y medio de profundidad, como si hubieran enterrado un cuerpo humano. El granjero llamó al sheriff, y en efecto, la autoridad halló el cadáver de un trabajador que había desaparecido.

Seis días después y no lejos de ahí, el segundo cuerpo fue descubierto en otra granja, seguido por un tercero. Este último cuerpo tenía entre sus pertenencias un par de recibos a nombre de Juan Corona. Cuando la policía desenterró seis cuerpos más, el señor Corona fue detenido bajo el cargo de homicidio múltiple. Todas las víctimas tenían un vínculo con el hombre acusado por motivos de empleo.

Aunque en su primer juicio el señor Corona se declaró no culpable, en el reporte de un psicólogo, el señor Corona admitió haber asesinado a esas personas porque creyó que eran “borrachos” que se habían metido a su propiedad a robar. Siempre se tuvo la sospecha de que el número de víctimas pudo haber sido mayor.

El Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California informó que el señor Corona murió en un hospital cercano a la prisión. Aunque se desconoce la causa de muerte, el reo padecía demencia. La libertad condicional le fue negada en ochos ocasiones.

Con información de Washington Post.

CARGANDO...