Mueren 383 barrenderos por COVID-19 en CDMX

Los trabajadores de limpieza piden a la población marcar los residuos infectados por COVID-19
Trabajador de limpieza en las calles de la colonia Juárez. (Cuartoscuro.com/Moisés Pablo)

El personal de limpieza de la Ciudad de México se encuentra en la primera línea de contagio por COVID-19 y, de acuerdo con reportes locales, esta enfermedad ya provocó la muerte de al menos 383 barrenderos que contrajeron el virus mediante la recolección de desechos de personas contagiadas.

Te recomendamos: Trabajadores de limpieza CDMX piden vacuna COVID-19 en fase 2 de inmunización

De acuerdo con el diario “La Jornada”, en la capital mexicana son casi 400 los trabajadores de limpieza quienes se han enfrentado a un complejo escenario contra el SARS-CoV-2, mismo que causó su muerte.

La falta de atención por el Gobierno de la CDMX, para con ellos y su sindicato, sería otro obstáculo que se suma a esta complicada realidad en la que su actividad diaria no se ha detenido pese a los diferentes semáforos de contagio que ha tenido la región.

Según las declaraciones de Max García, antiguo líder sindical de la sección 1 del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, cada quincena los 17 mil barrenderos de la capital tienen un descuento de 106 pesos, mientras que la organización recibe 3 millones 600 mil pesos.

Pese a esta cifra, García asegura que “no se han entregado ni siquiera cubrebocas” ni ningún otro tipo de material que proteja a los empleados del COVID-19.

También denunció que las alcaldías entregan insumos insuficientes para los trabajadores y barrenderos sin importar que estos sean los que se encargan de recolectar y transportar los desechos sanitarios de las personas enfermas por el nuevo coronavirus.

Por otra parte, Martín Hernández Torres, líder de la organización Grupos Construyendo Red Sindical, documentó la muerte de los 383 trabajadores y añadió 80 hospitalizaciones hasta el domingo 24 de enero del presente año.

“Los trabajadores llegan y separan la basura y allí es donde va el contagiadero”, señaló Torres, quien además de pedir a la ciudadanía marcar los residuos de una persona contagiada con COVID-19, especificó que muchos empleados deben hacer frente al SARS-CoV-2 en sus casas por la saturación hospitalaria en la capital.

Respecto al apoyo del sindicato, tanto Torres como García señalaron: “Estamos a al deriva porque no hay quien nos defiendan en las alcaldías. Era para que hubieran hecho un gasto, comprar material, protegernos, pero no”.

 

 

Con información de Plumas Atómicas