Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Mejor profesor del mundo dona casi todo su sueldo a sus alumnos pobres

Plumas Atómicas FUENTE: ap DESDE: DUBAI, Emiratos Árabes Unidos
Peter Tabichi levanta la efigie que representa al Global Teacher's Prize después de ganarlo en Dubai el pasado domingo 24 (AP Images)

Peter Tabichi, un profesor de ciencia que dona la mayor parte de su sueldo para ayudar a estudiantes pobres, ha ganado el Global Teacher Prize de este 2019.

El profesor de ciencias es originario en una zona rural de Kenia. Tabichi regularmente dona la mayor parte de su salario para apoyar a los alumnos más pobres y este año fue elegido este domingo como el mejor profesor del mundo.

Peter Tabichi fue acreedor al premio este domingo, también conocido como el ‘Nobel de la Educación‘, por lo que también ganó un premio de un millón de dólares.

Entre los diez finalistas también hubo representantes latinoamericanos, entre los que se encontraban el argentino Martín Salvetti, la brasileña Débora Garofalo y la cubano-estadounidense Melissa Salguero.

En la ceremonia, Tabichi habló sobre las dificultades que los niños que asisten a su escuela deben sortear (AP Images)

Además de ser profesor, Tabichi es un monje franciscano, la orden religiosa católica fundada por San Fransico de Asís en el siglo XIII.

Tabich fue elogiado por sus logros, realizados en una escuela de escasos recursos en Kenia: la secundaria Keriko Mixed Day, ubicada en la villa Pwani Nakuro, en una parte remota del Valle de Rift, al suroeste del país africano.

El maestro expresó su deseo de que los alumnos vean que ‘la ciencia es el camino a seguir’ para mejorar su futuro.

Problemas para la educación en Kenia

Muchos de los alumnos de Tabichi, según lo expresado durante la ceremonia en Dubai, son huérfanos o perdieron a alguno de sus padres, por lo que consideró que una situación difícil para los alumnos no sólo son cuestión de dinero.

Tabichi expresó que quiere elevar el nivel de aspiraciones de sus estudiantes y promover la causa de la ciencia, no sólo en Kenia sino en toda África.

Al recibir el galardón, Tabichi destacó el potencial de la población joven de África.

 Como profesor que está en las aulas, he visto la promesa de sus jóvenes: su curiosidad, su talento, su inteligencia, sus creencias”, dijo. “Los jóvenes de África ya no se verán frenados por las bajas expectativas. África producirá científicos, ingenieros, empresarios, cuyos nombres serán famosos algún día en todos los rincones del mundo. Y las niñas también serán gran parte de esta historia”, agregó.

En la escuela donde imparte clase, Tabichi debe juntar a grupos de entre 70 y 80 alumnos, mientras que las aulas están destinadas para entre 35 y 40 alumnos.

La falta de una conexión confiable a internet obliga al profesor a viajar a un cibercafé para descargar los recursos necesarios para las lecciones de ciencia. Además, muchos de los alumnos caminan más de 6 kilómetros en caminos de terracería para llegar a la escuela.

Sin embargo, el maestro dice estar decidido a darles la oportunidad de aprender sobre ciencia y elevar sus horizontes. Algunos de ellos han tenido éxito en concursos internacionales, e incluso ganaron un premio de la Real Academia de Química de Reino Unido.

Tabichi espera ampliar los horizontes de sus estudiantes, quienes a menudo no tienen razones para continuar en la escuela (AP Images)

Los jueces también dijeron que su trabajo en la escuela había mejorado dramáticamente los resultados de sus alumnos y que muchos más ahora están en la universidad a pesar de que los recursos en las escuelas estén severamente limitados.

Peter Tabichi también ha visitado a las familias cuyos niños corren el riesgo de abandonar la escuela, con el fin de convencerlos de reconocer el valor de la educación. Esto incluye a los padres de niñas que buscan su casamiento a temprana edad.

Amanece en África. Los cielos están despejados. El día es joven y hay una página en blanco por escribir. Este es el momento de África”, dijo Tabichi al recibir el premio.

Con información de AP