Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Las madres exigentes crían hijas exitosas, afirma estudio

Noticieros Televisa FUENTE: agencia DESDE: ESSEX, Inglaterra
Un estudio de la Universidad de Essex demostró que las madres exigentes con la educación crían hijas más exitosas y pueden evitar embarazos prematuros (GettyImages)

Cuando las madres exigen a sus hijas, es probable que se escuchen gritos y puertas cerrándose estrepitosamente. Señales de protesta ante una actitud autoritaria que ensombrece la relación entre ambas.

Sin embargo, hay una luz al final de este camino, pues un estudio reciente indica que ser una madre exigente con la educación de las hijas aumenta las probabilidades de que las jóvenes se conviertan en adultos exitosos.

Las pautas para criar a un niño exitoso no existen. No obstante, una profesora de la Universidad de Essex, en el Reino Unido, realizó un estudio que plantea que las madres exigentes logran criar hijas más exitosas, pues reducen las probabilidades de embarazo prematuro en adolescentes.

El estudio de la mexicana Ericka Rascón Ramírez, doctora en economía, establece que el beneficio de tener madres exigentes estaba más marcado en las adolescentes menos académicas, quienes tiene menos amigos o tutores que estén dispuestos a incentivarlos.

© Lady Bird / Scott Rudin Productions

En su presentación ante la Real Sociedad Económica, Rascón argumentó que sus hallazgos revelan cómo los padres que tienen mayores expectativas sobre sus hijas pueden reducir la probabilidad del embarazo prematuro en un 2 por ciento, en comparación a padres con aspiraciones promedio.

La profesora explicó que las madres estrictas en su estudio son aquellas que son muy exigentes con el proceso educativo de sus hijos, insisten en obtener mejores calificaciones y establecen metas altas.

En muchos casos, hacemos lo que creemos más conveniente para nosotros, incluso cuando esto va en contra de la voluntad de nuestros padres”, dijo Rascón Ramírez. “Pero no importa cuánto intentemos evitar las recomendaciones de nuestros padres, lo más probable es que terminan influyendo en nuestras decisiones”.

Estas niñas se vuelven más seguras de sí mismas y persistentes en el futuro, por lo que también evitarán atorarse en trabajos con bajos salarios y tener periodos prolongados de desempleo.

Las exigencias académicas de una madre pueden lograr que una hija tenga mayor éxito cuando sea mayor, así como a evitar el embarazo prematuro (GettyImages)

En su investigación, Rascón Ramírez cubrió a un universo de 15 mil 500 alumnas británicas de 13 a 14 años de edad desde 2004 hasta 2017, estudiando las experiencias de las adolescentes y recopilando datos del Estudio Longitudinal de Gente Joven en Inglaterra (LSYPE) y del Padrón Nacional de Alumnos (NPD)

Basándose en los resultados obtenidos, Ericka llegó a la conclusión de que las madres que más exigen académicamente a sus hijas, logran que éstas eviten el embarazo prematuro con un 2 por ciento de mayor seguridad, por lo que las mujeres alcanzan el éxito más rápido que las niñas con madres que no presionan con sus expectativas. .

La forma de medir las expectativas en este estudio refleja una combinación de aspiraciones y creencias sobre la probabilidad de asistir a una institución de educación superior reportadas por el padre principal, quien en la mayoría de los casos, resulta ser la madre”, establece Rascón.

El estudio aclara que, a pesar de bajadas sostenidas sobre los cuatro años, Gran Bretaña aún tiene la tasa más alta de maternidad adolescente de Europa.

Con información de la Universidad de Essex y Daily Mail