Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Lluvias en Australia apagan 32 de los 120 focos de incendio

Por ahora restan 88 incendios a lo largo de Australia, por lo que la ayuda sigue siendo necesaria
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Los koalas son una de las especies más afectadas por los incendios forestales. (Pixabay)

Tras los terribles incendios forestales en Australia, una serie de lluvias que comenzó hace unos días devuelve la esperanza a los sitios más afectados, como Nueva Gales del Sur.

Te recomendamos: Fuertes lluvias por fin llegan a las zonas de Australia afectadas por incendios forestales

Pese a que las llamas siguen destruyendo con fiereza la parte sur y sureste de este país, hasta el momento se ha registrado que 32 de los 120 focos de incendio fueron apagados.

Por ahora restan 88 incendios a lo largo de Australia, por lo que la ayuda sigue siendo necesaria.

En estos siniestros han perecido más de 25 personas y de 480 millones de especies de animales. Entre ellos se cuentan especies endémicas y en peligro de extinción, como el koala.

Otra serie de tormentas se registró en Queensland, en la zona norte australiana durante la noche del viernes.

Estas ocasionaron inundaciones y el cierre de algunas carreteras, pero no se reportó la muerte ni accidente de ninguna víctima.

Especialistas calculan que las recientes lluvias podrían ser las más fuertes en los últimos 10 años, por lo que es posible ver los estragos del calentamiento global y el cambio climático en estos fenómenos.

Para este domingo y el próximo lunes, el servicio meteorológico australiano prevé más precipitaciones que se espera ayuden a terminar con los incendios restantes.

Entre las más de 1,800 viviendas destruidas y millones de hectáreas perdidas figura la Isla Canguro, una reserva ecológica que simboliza una de las peores pérdidas en los últimos meses para la diversidad biológica del mundo.

Mientras tanto, así celebraron animales y habitantes australianos la llegada de la tormenta:

Con información de Clarín