FAMILIA

Inauguran el primer crematorio público para mascotas de CDMX

El crematorio Xoloitzcuintle se inauguró en el Panteón de Dolores

En la alcaldía Miguel Hidalgo se inauguró el primer crematorio público para mascotas en la Ciudad de México. Instalado en el Panteón de Dolores, dará servicio a todo aquel que requiera conservar o esparcir las cenizas de sus mascotas unas vez que se han ido.

Te recomendamos: ¿Cuál es la función de la “piel de gallina”?

No es de extrañar que la pérdida de una mascota se viva con una intensidad semejante a la que merece la pérdida de un familiar. Esa podría ser una de las razones, además de las sanitarias, por las cuales era necesario un servicio de cremación que atiendiera exclusivamente animales de compañía.

En la alcaldía Miguel Hidalgo se gestionó la apertura de este crematorio, nombrado Xoloitzcuintle, como parte de una serie de acciones que buscan un mejor trato hacia los animales, así como adopciones y cuidados más responsables. La inauguración fue hecha de manera conjunta por el alcalde Víctor Hugo Romo y la asociación AGATAN.

El costo de una cremación en estas instalaciones va de los 360 a los mil 200 pesos, como se muestra a continuación. Los factores a considerar son si la cremación es comunitaria o si se recuperan posteriormente las cenizas individuales del animal de compañía, así como su peso:

  • Cremación comunitaria canina o felina, de 1 a 20 kilogramos: $360
  • Cremación comunitaria canina o felina, de más de 20 kilogramos: $600
  • Cremación individual canina o felina, de 1 a 20 kilogramos: $780
  • Cremación individual canina o felina, de más de 20 kilogramos: $1,200

El crematorio Xoloitzcuintle se inauguró en el Panteón de Dolores. (Imagen: Especial)

Durante la inauguración, ocurrida en el marco del Día del Perro Callejero, el alcalde de la Miguel Hidalgo afirmó que las mascotas legalmente ya no se consideran objetos, sino miembros de las familias mexicanas.

Sobre los servicios del crematorio Xoloitzcuintle, Víctor Hugo Romo dijo que a quienes cremen aquí a sus mascotas obtendrán un certificado con los datos del animal y, según el servicio elegido, una urna con las cenizas.

Perros y gatos han convivido con los seres humanos desde hace miles de años. Cada generación los redescubre y los extraña a su manera; si los faraones eran enterrados con sus mascotas, en otras épocas fue popular que estas fueran disecadas al morir.

Las tradiciones antiguas al respecto se han desvanecido, pero sigue vigente el deseo de honrar a las mascotas perdidas y hoy en día incluso abundan las ceremonias fúnebres para estos seres queridos.