Francotirador rompe récord del mayor asesinato a larga distancia

francotirador-rompe-marca-del-tiro-exitoso-mas-largo-afganistan

El comando especial del SAS, rompió una marca de guerra (Pixabay).

Francotirador británico rompe récord: asesina a jefe de Daesh a casi 2.4 kilómetros de distancia, en Afganistán.

Héroe de guerra vende sus medallas para comprar una casa

Un tirador de precisión del comando de élite SAS (Fuerzas Especiales Británicas), rompió la marca de “el asesinato concretado a mayor distancia jamás realizado por un soldado del Reino Unido“.

Luego de rastrear a un jefe de alto nivel del Daesh en Afganistán, el francotirador lo mató de un certero disparo a casi 2.4 kilómetros de distancia con una ametralladora de calibre .50, diseñada para perforar los motores de los vehículos enemigos.

De acuerdo con Daily Star, un medio británico, el yihadista destacaba en la lista de asesinatos pendientes de Estados Unidos y Reino Unido, en Oriente Medio.

Fuerzas militares británicas confirmaron que el jefe de Daesh murió de manera instantánea luego de que el sargento y veterano de batallas en Siria e Irak, le disparara con la única bala que se encontraba en su arma.

Según The Sun, el arma con la que se concretó el asesinato no fue un rifle de precisión, sino una vieja ametralladora calibre .50 que había sido retirada de servicio pero que fue retomada por el soldado para realizar su tiro.

Fuentes locales indicaron que el francotirador adaptó una mira telescópica a la ametralladora de más de 40 años de antigüedad y consiguió a un spotter u observador para que le ayudara a estimar la velocidad del viento con el fin de calcular la trayectoria del proyectil.

La tarde en la que aquel francotirador rompió el lúgubre récord, fue calurosa y la luz del Sol no hizo más que difuminar la imagen del objetivo, que se encontraba ofreciendo una arenga a sus hombres cuando la bala lo fulminó frente a ellos.

En cuanto el comandante del Estado Islámico cayó al suelo, el resto de los yihadistas salieron huyendo para esconderse, pero el francotirador británico no les disparó más pues había aprovechado la única bala que tenía en su arma.

CARGANDO...