¿Existe cura real para la caída de cabello?

El cabello se compone por células muertas rellenas de una proteína
Problemas de calvicie. (Getty Images, archivo)

No importa si eres hombre o mujer, la caída del cabello es un caso preocupante para la mayoría de las personas; ¿existe una cura real para evitarla?

Te recomendamos: El consumo de estos alimentos evita la aparición de canas

De acuerdo con BBC, cada año, a nivel mundial, las personas llegan a gastar hasta 8.5 millones de dólares en tratamientos para la caída del cabello. Una cifra “extraordinaria” que revela la desesperación de las personas por encontrar un remedio fiable.

Lo cierto es que no existe una cura para la caída del cabello, ni un tratamiento que permita nuevamente su crecimiento.

(Getty Images, archivo)

¿Cómo nace el cabello?

El pelo está compuesto básicamente de células muertas rellenas de una proteína. Pero los folículos que crean el cabello son increíblemente complejos.

Técnicamente, los folículos son un órgano, al igual que tu corazón o tus riñones. Son estructuras muy especializadas que se forman temprano en tu desarrollo y que no pueden regenerarse.

En el embarazo, para la semana 22 (un poco más de la mitad del período de gestación), un feto ya desarrolló los cinco millones de folículos capilares que tendrá el resto de su vida.

El cabello que producen estos folículos puede cambiar. Durante la pubertad se vuelve más grueso y oscuro. Pero nunca volverás a desarrollar nuevos folículos.

A diferencia de otros órganos, los folículos pilosos se remodelan constantemente, cambiando su estructura en función de si están haciendo crecer cabello, deshaciéndose de él o descansando.

Para hacerlo usan células madre, que pueden convertirse en cualquier tipo de célula del cuerpo.

Los folículos están en constante desarrollo, utilizan muchas de las mismas vías y señales que se usan durante el desarrollo humano temprano.

Tratamientos contra la caída de cabello

Por años, los tratamientos para evitar la caída de cabello o revertir el daño han sido, en su mayoría, ridículos.

Existen desde inyecciones de testosterona y esteroides, que se frotan sobre el cuero cabelludo. Otra de las técnicas es recibir descargas eléctricas o pasar una aspiradora por la zona donde querías que creciera el cabello.

Incluso, una compañía farmacéutica japonesa vendía un CD de música, con el que se suponía que el cabello crecería.

Hubo tantas “curas” fraudulentas que a mediados de la década de 1980, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) prohibió todo medicamento que asegurara tratar la caída del cabello.

Avances científicos

No existe una cura real para la caída del cabello, sin embargo, en la década de los 80’s, un grupo de médicos probó la efectividad de un medicamento para tratar la hipertensión con un interesante efecto secundario: los pacientes se volvían más peludos.

También, un medicamento para la próstata pudo detener la pérdida de cabello en algunas personas.

En su momento, se dijo que ya había una cura para la calvicie y se pensó que era un primer paso para la solución definitiva de los problemas capilares.

Pero el problema era que estos tratamientos no derivaban de una revelación científica sobre la caída de cabello.

Cabello de mujer. (Getty Images, archivo)

Solución

BBC informó que hay una compañía de biotecnología dirigida por un multimillonario turco-estadounidense, que está desarrollando un medicamento ultra secreto que supuestamente funciona sobre una de estas vías.

Actualmente se están realizando los ensayos en humanos y, según la empresa, el fármaco puede hacer que el cabello vuelva a crecer.

Además, hay varios grupos de investigación japoneses que aseguran que pueden clonar los folículos pilosos y manipularlos en un laboratorio para que generen pelo. Después los trasplantarían a tu cuero cabelludo.

Todos estos proyectos tienen más sentido, desde el punto de vista científico, que los tratamientos que se han desarrollado hasta ahora. Pero se trata de campos nuevos y muy complejos.

https://noticieros.televisa.com/historia/el-olor-a-anciano-se-empieza-a-producir-en-nuestro-cuerpo-a-partir-de-los-30-anos/

RMT