Querer embarazarse puede ser ‘contagioso’: Estudio

Embarazo Contagioso Estudio Investigación Mujer Amiga

Los embarazos de tus amigas pueden repercutir en tu decisión de tener hijos. (Foto: Pexels)

Una investigación que involucra herramientas de sociología y economía arrojó un interesante resultado: desear ser madre puede ser ‘contagioso’.

México ocupa el primer lugar en embarazos no planeados en adolescentes

Estas conclusiones pueden ser de particular interés para un país como México, el cual tiene la tasa de embarazo adolescente más elevada de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE).

El estudio difundido en una publicación de la American Sociological Association señala que es más probable que una mujer desee ser madre tras uno a dos años después de que una amiga suya haya tenido un hijo. Para la investigación, se analizaron los datos de 1726 mujeres entre 15 y 30 años.

La explicación de los embarazos por “lazos de amistad” es que los seres humanos tienden a actuar de acuerdo con su entorno e interacciones interpersonales que influyen en las decisiones que toman.

Ver que alguien de su edad en su entorno se embaraza puede afectar las intenciones de procrear de una mujer. En la decisión influyen varios factores; por ejemplo, el observar que una amiga es capaz de cuidar a su hijo le dará confianza a la mujer sobre sus propias habilidades para cuidar niños; por otro lado, darse cuenta de que sus amigas optan por la maternidad le da a una mujer la sensación de haberse quedado atrás, por lo que ella comienza a tratar de “ponerse al corriente” al convertirse en madre también.

Embarazo adolescente, un foco rojo en México

Además, el estudio señala que esta influencia entre amigas puede repercutir en el número de hijos por las mismas razones: si tu amiga puede tener varios hijos, tú también puedes hacerlo.

Curiosamente, este efecto no se presenta entre hermanos. De acuerdo con Nicoletta Balboa y Nicola Barban, autores del trabajo, actualmente para los individuos pueden resultar más importantes sus vínculos amistosos que los familiares.

El mayor “riesgo” de que una mujer quiera embarazarse se da dos años después del embarazo de su amiga y declina posteriormente.

Con información de Genial.guru

CARGANDO...