¿Por qué el 6 de enero es el Día de la Enfermera y el Enfermero en México?

Esta fecha se celebra desde 1931 gracias al ex director del Hospital Juárez México, José Castro Villagrana
Enfermeras y enfermeros de la Operación Chapultepec; el llamado a la solidaridad médica frente al COVID-19. (Cuartoscuro.com/IMSS)

El 12 de noviembre el mundo celebra a los y las enfermeras, un pilar del sistema de salud. Si su día esta marcado en esta fecha, ¿por qué en México se dice que el 6 de enero festejamos esta profesión?

Te recomendamos: ¿Cómo se celebra en el mundo la tradición de los Reyes Magos?

Los y las enfermeras de México son un apoyo incondicional para los hospitales. Ellos y ellas son quienes verifican el estado de salud de un paciente y dan seguimiento a los doctores sobre cualquier situación clínica.

En 1931, el entonces director general del Hospital Juárez, José Castro Villagrana, dijo que este personal médico era como un regalo de Reyes para todos los pacientes hospitalizados y para sus colegas; las y los doctores. Desde aquel entonces esta frase sigue haciendo eco y por ese motivo el 6 de enero es el Día de la Enfermería.

La enfermería en México, una profesión  que necesita valorarse

Por desgracia, pese a las buenas intenciones de Villagrana y a casi cien años de aquel 1931, en México solo poco más 350 mil personas ejercen esta profesión, lo que supone un desequilibrio en la balanza si se contemplan a los más de 128 mil millones de habitantes en este país.

De acuerdo con datos del INEGI y de la Universidad Nacional Autónoma de México, cada año egresan alrededor de 20 mil futuros y futuras enfermeras que trabajarán en los diferentes centros de salud públicos y privados anteponiendo la salud de los pacientes a la suya.

Como nos lo mostró la crisis de COVID-19, aunque esta valiente y honorable labor es digna de admirar, las estadísticas señalan que solo un 33 por ciento de los mexicanos ven a la Enfermería como un medio de vida digno y respetable.

Además, en los últimos cuatro años (2016 a 2020) México tuvo una reducción en su personal de Enfermería, por lo que se contabilizó que por cada mil habitantes únicamente hay 2.2 enfermeros o enfermeras en servicio.

Dicha cifra resulta cuatro veces más baja que la recomendada por la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud que recomiendan fijar un mínimo de seis a ocho pacientes por enfermero o enfermera para un buen servicio médico.

Los y las enfermeras son fundamentales para un hospital, pues su arduo trabajo forma parte de la preservación de nuestra salud.

 

Con información de la Universidad de Guadalajara