NASA investiga anomalía en el campo magnético de la Tierra

El debilitamiento del campo magnético podría permitir que vientos solares se acerquen más a la Tierra
En el campo magnético de la Tierra se detectó la Anomalía del Atlántico Sur. (Foto: Twitter)

La NASA investiga una debilidad en el campo magnético de la Tierra, específicamente, en la porción que está sobre América del Sur y el sur del Océano Atlántico, ya que representa un riesgo para naves espaciales y satélites.

Te recomendamos: Una aurora boreal y un resplandor nocturno coinciden en foto tomada desde el espacio

El campo magnético del Tierra nos protege de los vientos solares y mantiene a raya a los satélites que orbitan cerca de nuestro planeta.

Sin embargo, la NASA detectó una especie de “abolladura” en el campo magnético llamada Anomalía del Atlántico Sur que está permitiendo que los vientos solares se acerquen a la Tierra más de lo normal en la región correspondiente al sur del continente americano. Lo anterior genera dificultades a la hora de gestionar misiones satelitales.

Además, la NASA investiga si esta anomalía podría tener consecuencias en la atmósfera de la Tierra.

¿Qué daños podría provocar la Anomalía del Atlántico Sur?

Al orbitar por el área de la anomalía, los satélites pueden sufrir desperfectos por el golpe de partículas energizadas, un daño que podría ser permanente.

Además, la Estación Espacial Internacional justo atraviesa la anomalía, y si bien los astronautas en el interior están a salvo, los instrumentos por fuera podrían experimentar problemas.

¿Cuál es la causa de la Anomalía del Atlántico Sur?

El núcleo de la Tierra es rico en hierro fundido, que se encuentra en un estado de movimiento constante 3 mil kilómetros debajo de la superficie. Es precisamente este desplazamiento el que genera corrientes eléctricas que, a su vez, provocan el campo magnético.

Como reportó previamente Noticieros Televisa, el núcleo externo de la Tierra tiene variaciones en su movimiento, lo que tiene como consecuencia cambios en los polos magnéticos y la Anomalía del Atlántico Sur.

Terry Sabaka, geofísico del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, explica a CNN en un comunicado que “el campo magnético es en realidad una superposición de campos de muchas fuentes actuales”.

Es por eso que científicos estudian la radiación de partículas en el área donde se encuentra la anomalía utilizando datos recopilados por la misión Explorador de Partículas Solares, Anómalas y Magnetosféricas de la NASA (SAMPEX, por sus siglas en inglés), llevada a cabo de 1992 a 2012.

Para su asombro, los investigadores descubrieron que la anomalía se está desplazando en dirección noroeste.

Mientras tanto, se espera que con los datos obtenidos de esta anomalía en el futuro se desarrollen satélites más duraderos.

Vía CNN