Dejar de usar WhatsApp no garantizará tu privacidad: experto UNAM

Un experto de la Máxima Casa de Estudios aseguró que deben tomarse otras medidas para proteger tu información personal
En México más de 73 millones de personas contaban con una cuenta de WhatsApp en febrero, 2020. (AP Photo/Martin Meissner)

Si eres de las personas que desinstaló WhatsApp de su teléfono, eliminó su cuenta y ahora está buscando una nueva alternativa para seguir manteniendo la comunicación con sus amigos o contactos, un experto de la UNAM tiene mala noticias para ti, pues asegura que estas acciones no garantizan la protección completa de tu información personal.

Te recomendamos: WhatsApp, Telegram y Signal: ¿Qué datos personales recopilan?

Recientemente las nuevas políticas de privacidad de WhatsApp provocaron que millones de personas en el mundo se cuestionaran el destino de su información personal compartida en esta y otras apps de mensajería, lo que supuso una preocupación real por estos datos.

Pese a que muchos optaron por cambiar de aplicación y descargar alternativas como Telegram o Signal, el profesor Luis Ángel Hurtado Razo, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM sostiene que la idea de dejar de usar WhatsApp para proteger los datos personales es solo un imito, “pues esto no asegura ni garantiza la privacidad de los usuarios”.

De acuerdo con el experto, la verdadera clave para una buena configuración en materia de privacidad se encuentra en la configuración de todas estas apps, ya que aunque no se utilicen algunas de sus funciones, la información de quienes las usan sigue expuesta.

Es decir que aunque Signal o Telegram, por citar algunas alternativas, te brinden configuraciones como la autodestrucción de mensajes o prohíban tomar capturas de pantalla, el problema de la privacidad va más a fondo.

Para Hurtado Razo el tema de los datos personales no se refiere a nombres, direcciones ni números telefónicos, sino a acciones que ejecutan los usuarios en las redes sociodigitales.

Los “likes” de Facebook, los filtros faciales e incluso las huellas digitales para desbloquear o acceder a nuestros dispositivos móviles, estarían suponiendo el verdadero riesgo para la información, ya que sería aquí donde se lleva a cabo la recopilación de datos privados.

“Todos los días se fuga información, y Facebook no lo impide”, afirmó el profesor.

Sobre la idea de que alguien se introduzca a los hilos conductores de las comunicaciones en estas apps también sería una mentira.

Respecto al uso de WhatsApp, Hurtado recomienda seguir operándola, pues en caso de que se tenga Facebook o Instagram la información seguirá siendo descargada.

Debemos tener conciencia con lo que estamos generando todos los días en las redes sociodigitales, porque una malinterpretación que hagamos o una información que saquemos de contexto o que no verifiquemos puede generar problemas de infodemia, desinformación digital y de posverdad…

Si se quiere tener privacidad no se debe usar internet, porque el usuario siempre está expuesto ya sea de manera individual, empresarial o gubernamental”, detalló.

¿Cómo puedo cuidar mi información personal en la era digital?

Para el experto la mejor forma de mantener la privacidad a salvo es la de “pensar bien lo que se va a compartir en el espacio digital y con quienes. Revisar cuidadosamente las políticas de las redes sociales antes de abrir una cuenta o bajar una app” es algo fundamental que nadie debería pasar por alto.

Cabe resaltar que, según el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), en México había cerca de 83 millones de personas con acceso a la red durante febrero de 2020 y, entre ellas, 82 millones tenían una cuenta de Facebook.

La segunda app más usada en este país era precisamente WhatsApp, que sumaba un total aproximado de 76 millones de usuarios.

Con información  de DGCS UNAM