Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Video: Dama de honor llega a la boda de su hermana… ¡disfrazada de dinosaurio!

Le dijeron que podía ir vestida como quisiera, y qué mejor que un traje de Tiranosaurio Rex
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Via Facebook / Christina A. Meador

A esta dama de honor le dijeron que podía venir vestida como quisiera a la boda de su hermana en Nebraska, así que eligió ponerse un traje de dinosaurio.

Te recomendamos: Mujer viaja junto a caballo en un vuelo comercial y se vuelve viral

Christina Meador, de 38 años de edad, aseguró no arrepentirse de nada luego de presentarse en la ceremonia nupcial disfrazada de Tiranosaurio Rex.

El 10 de agosto compartió una imagen de la boda a través de Facebook, y en cuestión de unos días, la “dinodama de honor” se hizo viral en redes sociales, con miles de reacciones y comentarios.

¿Pero cómo reaccionaron los testigos de este peculiar suceso? Y más relevante aún, ¿cómo reaccionó su propia hermana, de nombre Deanna Adams, quien fue la que se casó?

“Hace un año, mi hermana mayor me envió un mensaje de texto preguntándome si sería su dama de honor,” dijo Christina.

Ella, sabiendo que no soy una gran fan de usar vestidos formales ni que tendría mucho dinero para comprar algo realmente agradable, me tranquilizó al decirme que podía elegir cualquier atuendo que yo quisiera.

Estaba tratando de pensar en algo que estaría dispuesto a usar más de una vez y pensé: “Bueno, ella dijo que cualquier cosa, y si estoy gastando más de 50 dólares, quiero que sea un disfraz de dinosaurio, porque son fantásticos y siempre he querido uno.

Christina le avisó a su hermana de sus planes con anticipación, y ésta tomó sus intenciones con mucha gracia. Cuando por fin llegó el día de la boda, Deanna se rió a carcajadas cuando vio a su hermana menor ponerse el extraño traje.

Deanna y su madre le preguntaron en varias ocasiones a Christina si estaba cien por ciento segura del disfraz. Por si acaso, le consiguieron un vestido de 20 dólares el mismo día de la boda, pero Christina se aferró a su T-rex.

“¡Hacía mucho calor!” recuerda. “Recuerdo estar sorprendida cómo todo el mundo parecía estar haciendo todo lo posible para ignorar al elefante en la habitación (o debería decir el dinosaurio), pero era difícil de ver en el disfraz.”

Una vez concluida la ceremonia, Christina se quitó el disfraz para disfrutar de la recepción con el vestido que tenía puesto bajo el dinosaurio.

Por supuesto, hay un video de aquel día:

Con información de Daily Mail.