Alertan sobre fraudes relacionados con falsas empresas de préstamos

Los criminales fingen pertenecer a instituciones registradas para ofrecer falsos préstamos
Alertan sobre fraudes relacionados con falsas empresas de préstamos. (Imagen: Pexels)

La Comisión Nacional para la Protección de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ha alertado sobre una serie de fraudes relacionados con falsas empresas que emiten préstamos bancarios espurios. 

Te recomendamos: Quinceañera celebró su fiesta con comida para personas en situación de calle

Según dio a conocer la institución, en el último mes han registrado una serie de casos de fraudes en los que los ladrones se hacen pasar por empresas que dan préstamos. 

En todos los casos, los criminales han robado la identidad de empresas legítimas para cometer estos delitos. Para alertar a la población, Condusef ha publicado la lista de las nueve empresas afectadas.

  • Financiera Inspira, S.A.P.I. de C.V., SOFOM, E.N.R.
  • Bear & Wolf, S.A. de C.V., SOFOM, E.N.R.
  • Proveedora de Impulso Empresarial, S.A.P.I. de C.V., SOFOM, E.N.R.
  • Negocios y Proyectos, S.A.P.I. de C.V., SOFOM, E.N.R.
  • Factoring Corporativo, S.A. de C.V., SOFOM, E.R.
  • MC Cash Corp, S.A.P.I. de C.V., SOFOM, E.N.R.
  • AlphaCredit Capital, S.A. de C.V., SOFOM, E.N.R.
  • Financiamiento Progresemos, S.A. de C.V., SOFOM, E.N.R.
  • Metafinanciera México, S.A. de C.V., SOFOM, E.N.R.

Estas empresas listadas son legales y están debidamente registradas en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES). Sin embargo, los criminales han fingido ser o pertenecer a estas empresas para embaucar a personas que buscan préstamos.

El modus operandi de estos fraudes sería el siguiente: los criminales roban imágenes, logotipos e incluso direcciones de las empresas reales y contactan a posibles víctimas por teléfono o por Internet, principalmente por WhatsApp y Facebook Messenger.

Los criminales exigen “anticipos” del presunto préstamo que ofrecieron a la víctima. (Imagen: Pexels)

Les ofrecen préstamos dudosamente ventajosos, con requisitos mínimos o costos muy bajos que suenen atractivos para una posible víctima. De ahí, los criminales piden información personal de los “posibles clientes” con el pretexto de acelerar o empezar trámites.

Finalmente, cuando han convencido a la víctima de que ha accedido a un préstamo que difícilmente obtendría en un banco, los estafadores exigen un depósito o transferencia para “asegurar el préstamo” o alegando que se trata de una mensualidad adelantada del préstamo que supuestamente habrá de obtenerse.

Una vez recibido el dinero, los criminales desaparecen.Para evitar ser víctima de esta clase de fraudes, las instituciones financieras recomiendan nunca revelar información personal por Internet o por teléfono. Igualmente, en caso de buscar un préstamo, se debe verificar que la empresa esté debidamente registrada ante las autoridades en el SIPRES.

 

Con información de Debate