Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

¿Cómo se obtienen las cenizas para el Miércoles de Ceniza?

Noticieros Televisa FUENTE: agencia DESDE: CDMX, México
El Miércoles de Ceniza marca el inicio de la cuaresma para millones de católicos, ¿Cómo se obtienen las cenizas para el rito? (Cuartoscuro)

En el Miércoles de Ceniza, millones de católicos en México escucharán “recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás” mientras los sacerdotes aplican cenizas en sus frentes, haciendo la señal de la cruz.

Sin embargo, es común preguntarse ¿De dónde se obtienen esas características cenizas negras o grises?

El Misal Romano establece que las cenizas se obtienen típicamente de las palmas o ramos bendecidos que se quedan en las iglesias desde el año anterior. Estas se rocían con agua bendita y luego son aromatizadas con incienso mientras son quemados hasta obtener un fino polvo.

A veces, dependiendo de la ubicación geográfica, los restos son mezclados con agua bendita o aceite de crisma para crear una pasta, aunque a veces se esparcen cenizas secas en la cabeza.

La palabra “ceniza”, que proviene del latín “cinis”, representa el producto de la combustión de algo por el fuego. (National Geographic)

Mientras que muchas parroquias efectivamente usan el Miércoles de Ceniza como una oportunidad para quemar las ramas del año anterior y reutilizarlas, la iglesia permite también comprar cenizas a proveedores de objetos religiosos.

Por ejemplo, en Estados Unidos, sacerdotes de Nebraska y otros estados aseguran que buscaron comprar cenizas a proveedores profesionales para evitar la baja calidad del producto.

Según Mike Gerken, dueño de una empresa estadounidense especializada llamada Gerken’s Religious Supplies, existe ‘todo un arte’ en quemar palmas para obtener cenizas.

“Para conseguir una buena ceniza no puedes solo quemarlas. Tienes que dejarlos arder sin oxígeno. Ahí es donde se pone de color verdaderamente negro carbón”, dijo a la organización mediática eclesiástica Aciprensa.

La tradición de imponer ceniza a los feligreses se remonta a los primeros años de la iglesia católica. En la antigüedad, las personas se colocaban la ceniza en la cabeza y se presentaban ante a comunidad con un ‘hábito penitencial’, el cual mantenían hasta el Jueves Santo.

El gesto de cubrirse con ceniza es propio de los antiguos ritos con los que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia canónica: reconocer la fragilidad y mortalidad de uno mismo, que necesita ser redimida por Dios.

Las cenizas marcan el inicio de la cuaresma, un rito de penitencia y ayuno que se extiende por cuarenta días, en la marcha de preparación para la Pascua.

Durante la cuaresma, la abstinencia de comer carne es obligatoria desde los 14 años de edad durante todos los viernes que ocurren en ese periodo.

Con información de National Geographic en Español y Aciprensa