#Brexit

El Brexit no frenó la economía británica

Producto Interno Bruto del Reino Unido (Getty Images)

El Brexit no mermó el aumento del PIB del Reino Unido. Un autobús londinense pasa frente al mural "Euro" (Getty Images)

La economía británica creció 0.6% en el último trimestre de 2016, para cerrar el año del Brexit con un aumento total del Producto Interior Bruto de 2%, según datos oficiales difundidos este jueves.

“Se estima que el PIB aumentó 0.6% en el cuarto trimestre de 2016, la misma tasa de crecimiento que en los dos trimestres previos”, dijo en un comunicado la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS, en inglés).

Aunque superior a lo que predecían los economistas, el desempeño de la economía británica fue dos décimas inferior al del año anterior, 2015.

La actividad económica del último cuarto de 2016 estuvo marcada por el consumo de los hogares, precisó la ONS.

“Todos los principales sectores de la economía crecieron el año pasado, lo que demuestra su resistencia”, se congratuló el ministro de Finanzas, Philip Hammond.

En el contexto europeo, el crecimiento británico fue superior al de Alemania (1.9%) o el de Francia (1.2%), e inferior al que las autoridades prevén en España (3.2%).

“Es difícil no interpretar estas cifras como como una buena noticia más”, explicó Ben Brettell, economista de la sociedad financiera Hargreaves Lansdown.

La economía británica, pues, no se ha resentido enormemente de la decisión de los ciudadanos de salir de la Unión Europea, tomada en el referéndum del 23 de junio, pero la fuerte depreciación de la libra hace presagiar un 2017 más difícil.

“Los fundamentos para los consumidores empiezan a deteriorarse, la inflación mermará su poder adquisitivo”, sostuvo Howard Archer, economista de IHS.

Además, la notificación formal de la salida -en marzo, a más tardar, según la promesa de la primera ministra británica Theresa May- podría traer otros problemas.

“El proceso del inicio de las discusiones formales sobre los términos de la vida fuera de la UE se acerca y eso supone una amenaza mayor a la economía británica”, dijo David Cheetham, analista de mercados de la empresa financiera XTB.

La tendencia de las empresas a seguir invirtiendo en el país será un elemento crucial, en un contexto tan incierto como las complejas y gigantescas negociaciones que esperan a Londres y sus socios europeos, y que podrían durar dos años.

Este jueves, la federación de constructores automovilístios constató que los profesionales del sector redujeron un tercio sus inversiones en 2016.

 

 

 

tfo

comentarios
CARGANDO...