Por hacer fiestas en zona protegida, arruinan pinturas rupestres de 25 mil años de antigüedad

Cueva Victoria, pinturas rupestres, vándalos, España

(AP Photo/Pierre Andrieu, Pool)

Basura y botellas de cerveza en el piso, sillas y mesas de plástico regadas por la zona, graffiti y rayones en las paredes… parece ser lo que uno se encuentra al día siguiente de una fiesta bastante intensa, pero en este caso, esto es lo que halló un equipo de investigación en la Cueva de la Victoria, una zona protegida de Málaga que alberga arte rupestre de 25 mil años de antigüedad.

Hace una semana, el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria hizo una denuncia ante la Guardia Civil española por los daños cometidos contra un bien de interés cultural (BIC). Además de daños a las instalaciones de luz y cableado, lo más grave son las marcas de pintura sobre el arte prehistórico.

Las autoridades locales, incluyendo el alcalde Francisco Salado (del Partido Popular), dijeron mostrar su máxima preocupación por un delito contra el patrimonio histórico-artístico, e incluso acusaron a la administración anterior (a cargo del PSOE) de negligencia, ya que dicen que sus predecesores sabían de los daños desde enero.

Así lo resumió Salado:

Se trata de daños producidos de un valor incalculable que ponen en peligro las pinturas rupestres de la cueva, y estudiaremos todas las acciones legales y que los técnicos consideren oportunas para esclarecer los hechos y depurar responsabilidades.”

El mismo alcalde señaló la falta de personal de seguridad y mantenimiento en la zona, culpando a los socialistas de “dejadez”. El ayuntamiento también compartió imágenes de los estragos causados por los vándalos en la Cueva de la Victoria, una de las diez cuevas más importantes del mundo por la riqueza de sus pinturas rupestres.

El presidente de La Fundación Cueva de Nerja ya ofreció el equipo técnico de esta cavidad para apoyar en la valoración de daños causados al patrimonio arqueológico.

comentarios
CARGANDO...