¿Qué es la cibervenganza?

El primer paso para contrarrestar el fenómeno es reportar las páginas apócrifas ante los administradores de las propias redes sociales. (Getty images, archivo)

El primer paso para contrarrestar el fenómeno es reportar las páginas apócrifas ante los administradores de las propias redes sociales. (Getty images, archivo)

Un nuevo tipo de ataque que lleva el despecho hasta las redes sociales a través de imágenes auténticas o de Photoshop que hacen aparecer a la víctima en situaciones íntimas.

Las publicó haciendo otras cuentas falsas, por supuesto sin mi consentimiento, agregó fotos de mi domicilio, mi domicilio completo, agregando que era una casa de citas. Haciéndose pasar por mi ofrecía servicios sexuales”, denunció “Lucía”, víctima de cibervenganza.

“Es un fenómeno que en otros países se le llama como ‘el porno de la venganza’, a lo mejor una pareja de universitarios rompe y él o la pareja digamos tiene estas rencillas y se le hace muy fácil subir este contenido para vengarse”, añadió la doctora Cynthia Solís Arredondo, abogada especialista en cibercriminalidad.

Anualmente la División Científica de la Policía Federal atiende por lo menos 20 mil casos de esta case de delitos electrónicos distintos al fraude, entre ellos la intimidación, la difamación, el ciberbullying, el acoso cibernético y el envío de imágenes sexualmente explícitas.

En la mayoría de los casos la víctima es mujer y el agresor es un varón adulto joven que se oculta en las redes.

No lo puede hacer personalmente, sino que lo tiene que hacer a través de una instancia indirecta, a través de recursos indirectos como es el internet, no en persona sino a través de otras personas dirigiendo digamos una atención malsana o quizá una publicidad peligrosa para esta persona, haciendo que alguien que no tenga ciertos escrúpulos pueda buscarla, pueda atacarla y en ese sentido esa es como su intención, hacer el sufrimiento, la venganza se convierte digamos en el principal móvil”, aseveró Óscar Galicia, coordinador del Laboratorio de Neurociencias de la Universidad Iberoamericana.

“En la actualidad a mi pareja le ha enviado fotografías íntimas sin mi consentimiento además que las ha estado publicando y tiene diferentes identidades esta persona”, añadió “Lucía”, víctima de cibervenganza.

El primer paso para contrarrestar el fenómeno es reportar las páginas apócrifas ante los administradores de las propias redes sociales; si el caso es grave, lo recomendable es denunciar.

Cerramos una de esas cuentas apócrifas y de repente brotan cinco y también tendríamos el problema de que si queremos proceder legalmente estamos borrando evidencia. Entonces mi recomendación es que todos los usuarios de redes sociales sepan que la gente que lleva a cabo este tipo de tratamiento ilícito de información no está impune, o sea sí hay mecanismos legales para actuar en su contra, entonces denunciar”, comentó la doctora Cynthia Solís Arredondo, abogada especialista en cibercriminalidad.

“Estamos hablando de una persona profundamente agresiva, pero a la vez pasiva, en este sentido que no es capaz de confrontar, por lo menos directamente. Existe un daño real, un daño a la persona, un daño a la integridad psicológica y un daño que se está provocando de manera dolosa”, dijo Óscar Galicia, coordinador del Laboratorio de Neurociencias de la Universidad Iberoamericana.

El agresor de Lucía responde al nombre de Gustavo “D”. Actualmente está bajo investigación de la Policía Federal.

Voy a llegar hasta las últimas consecuencias para dar con el paradero de esta persona. Cuento con el apoyo de mi familia, de mi novio, de la Procuraduría, de la Policía Federal”, comentó Lucía, víctima de cibervenganza.

“Trabajamos a través de la denuncia ciudadana, en generar confianza, en generar condiciones de seguridad, el dignificar nuestra imagen policial, justamente por eso la política. En ningún momento va a permitir que se vulneren, que se violenten los derechos de las y los ciudadanos”, concluyó Miguel Ángel Martínez Colunga, director general de Proximidad Social de la Policía Federal.

La mejor manera de evitar ser víctima es la prevención en sentido de evitar generar contenido que pueda ser sensible y, sobre todo, tener en cuenta que una persona que hoy es la pareja, mañana puede ser alguien en quien no se puede confiar, especialmente entre la población joven.

 

Con información de Carlos Ibarra
Vm,

comentarios
CARGANDO...