Pingüinos hicieron de una playa minada su hogar

Un grupo de pingüinos hicieron de su hogar la bahía de Yorke, una playa en las islas Malvinas que no es habitada por ninguna persona porque que se encuentra repleta de minas.

La población se compone principalmente de pingüinos patagónicos y gentú. Ninguna de las especies es lo suficientemente pesada como para activar las minas. La playa esconde cientos de minas antipersonales que fueron colocadas colocadas durante la Guerra de las Malvinas. En este conflicto, Argentina luchó contra el Reino Unido para recuperar la soberanía de estas islas. Perdieron la guerra y las Malvinas ahora son un territorio no autónomo administrado por el Reino Unido. Aunque esa guerra solo duró del 2 de abril hasta el 14 de julio de 1982, los sentimientos de animosidad de los argentinos perdura.

Sin intervención humana, los pingüinos están prosperando felizmente. Sin embargo, no hay bien que dure.

Paraíso perdido

El Reino Unido está obligado a remover todas las minas de las islas. Desde 2009, ha invertido millones de libras para desminar el lugar, sin embargo, esta playa en particular es un reto. Las bombas se han movido y no bastan los mapas del armamento para localizar su posición exacta. Incluso hay minas que podrían estar enterradas a metros de profundidad. Para limpiar esta playa sería necesario meter maquinaria pesada. Los pingüinos se van mar adentro durante el invierno y los ingleses podrían aprovechar la ocasión. Sin embargo, la playa, y hogar de los pingüinos, quedarían destruidas.

comentarios
CARGANDO...