Los antecedentes del Congreso Constituyente

La Constitución de 1917 entró en vigor el primero de mayo, día en que Carranza también rindió protesta como Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos. (Getty Images, archivo).

La Constitución de 1917 entró en vigor el primero de mayo, día en que Carranza también rindió protesta como Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos. (Getty Images, archivo).

Luego de traicionar a Francisco I. Madero, firmar el “pacto de la ciudadela” y encabezar un Golpe de Estado, Victoriano Huerta asumió la Presidencia de México de manera interina.

En febrero de 1913, Venustiano Carranza desconoció a Huerta. Tenía una idea clara: Revolución que transa es Revolución perdida.

Se levantó en armas, al igual que Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles, Manuel M Diéguez, Benjamín G Hill, Juan Cabral, Salvador Alvarado, Esteban Baca Calderón y Juan José Ríos, entre otros. En marzo de ese año, se firmó el Plan de Guadalupe con el fin de derrocar a los autores de la Decena Trágica y restaurar la legalidad en el país.

Durante los siguientes meses e inicios de 1914, Carranza urgió sobre la necesidad de poner en práctica reformas sociales: repartir las tierras y las riquezas nacionales, hacer efectivo el sufragio de no reelección, abrir más escuelas, pero sobretodo, establecer la justicia y la igualdad colectivas. El discurso de Carranza se transformó en uno que proclamó la lucha de clases y la creación de una nueva Constitución.

La convocatoria de reunión del Constituyente se aplazó cuando México se dividió entre Carrancistas con capital en Veracruz y Villistas con cuartel general en Chihuahua. Cuando fue desconocido al primer jefe del Ejército Constitucionalista durante la Convención de Aguascalientes, las ideas renovadoras de Carranza empezaron a plasmarse en lo que se conocería como las Adiciones al Plan de Guadalupe.

El Ejército Constitucionalista debía comprometerse a restablecer el orden constitucional y, luego del triunfo, poner en marcha las reformas sociales prometidas.

Carranza se da cuenta que no basta con reestablecer la constitución de 1857 sino que hay temas en los que es importante hacer nuevas reformas, una de ellas era pues el tema de la tierra de la restitución de las tierras, que pedía Zapata, o el reparto agrario de alguna manera, y por supuesto también estaba el tema de los trabajadores. Cuando ya Carranza logra imponerse militarmente a las fracciones revolucionarias rivales es que convoca a un congreso. Es una nueva constitución y que toma como base la Constitución de 1857. Es más que una reforma, Tiene un fundamento político distinto”, explicó Héctor Fix-Sierra, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Para el 14 de septiembre de 1916, el bloque liberal renovador, encabezado por Carranza, convocó al Congreso de la Unión durante la XXVI Legislatura para conformar el Constituyente.

Para ello, apareció un decreto que reformó los artículos 4º, 5º y 6º de las adicione al Plan de Guadalupe. La convocatoria indicaba que, para atender a las necesidades y exigencias nacionales, los acuerdos del Congreso Constituyente garantizarían un régimen legal implantado sobre bases sólidas en tiempo relativamente breve y en términos legítimos que nadie se atrevería a impugnar.

Integrado por 15 artículos, el 19 de septiembre, Carranza lanzó la convocatoria de la Reunión del Constituyente. El 22 de octubre, se eligieron a los diputados al Congreso, quienes se reunieron en Querétaro a partir del primero de diciembre de ese año.

El 17 de noviembre, acompañado por figuras civiles y militares, Carranza viajó a caballo de Palacio Nacional rumbo a Querétaro para asistir a la instalación del Congreso Constituyente. En la apertura del Congreso, Carranza presentó su Proyecto de Constitución reformada. El día 21, se efectuó la primera Junta de los diputados al Congreso Constituyente… El día 30 se eligió la mesa directiva del Congreso, presidida por Luis Manuel Rojas. También la integraron: Salvador González Torres, Antonio Ancona Albertos, Jesús López Lira y Fernando Catañón, entre otros.

Las primeras sesiones se realizaron en la Academia de Bellas Artes de Querétaro… Después se llevaron a cabo en el Teatro de la República de esa ciudad. Entre otros, se encontraban: Gustavo A. Madero, Serapio Rendón, Jesús Ureta, Félix F Palavicini, Luis Manuel Rojas, Luis Cabrera, Alfonso Cravioto, Gerzayn Ugarte, Heriberto Jara y José I. Novelo.

Una cosa en la que el proyecto de Carranza insiste mucho es en la necesidad de tener un poder ejecutivo fuerte dice un ejecutivo fuerte pero no tiránico que sea capaz de poner orden, don Venustiano reconoce que somos un país hasta cierto punto desordenado que hay a flor de piel está la rebelión e inconformidad y que hay necesidad de orden que hay necesidad de encausar el desarrollo del país y que eso lo debe hacer un poder ejecutivo fuerte que no sea dictatorial que no sea tiránico”, explicó Héctor Fix-Sierra, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Entre el primero de diciembre de 1916 y el 31 de enero de 1917, cada diputado cobró 60 pesos diarios, con derecho a viáticos para traslados de ida y regreso. Durante ese periodo, el gobierno gastó en compensaciones 744 mil pesos. El 5 de febrero de 1917, fue promulgada la nueva Constitución. Por ese motivo, hubo un desfile militar.

En cierto sentido es una Constitución de transición hacia lo que vino después, que fue ya un nuevo impulso al desarrollo del país a la industrialización a la urbanización a todos esos procesos que hemos visto y que son los que han obligado a ir incorporando temas nuevos en la Constitución”, agregó el investigador Héctor Fix-Sierra.

La Constitución de 1917 entró en vigor el primero de mayo, día en que Carranza también rindió protesta como Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

 

 

Con información de Mario Villanueva
Vm,

CARGANDO...