El origen de la celebración del Día de la Santa Cruz

Día de la Santa Cruz, Día de la Cruz, Día del albañil, albañiles, 3 de mayo

La Fiesta de la Santa Cruz tiene lugar durante los primeros días de mayo. (Foto tomada de flickr.com/photos/liferfe)

¿De dónde viene la tradicional celebración de la Santa Cruz, que se conmemora no sólo en varias naciones del mundo, y cuál es su relación con los albañiles, quienes adoptaron esa fecha para festejarse?

Aunque hay varias versiones sobre su origen, es posible seguir un hilo de eventos durante varios siglos de historia, que en conjunto nos permiten armar un rompecabezas sobre este festejo que tiene lugar cada 3 de mayo.

El sueño del emperador

Nuestra primer parada tiene lugar durante la época del Imperio Romano, cuando el emperador Constantino el Grande, que vivía el sexto año de su reinado, se encontraba en las orillas del Danubio peleando contra los bárbaros comandados por Majencio. Una noche, Constantino soñó con una cruz en el cielo que se le presentó junto a la leyenda “In hoc signo vincis” (Con éste signo vencerás). Constantino lo tomó como una señal y en la siguiente batalla -en la que se encontraba en desventaja numérica y era casi imposible que saliera airoso- decidió que su ejército llevara al frente el estandarte de una cruz.

Otra variante de esta historia, dice que al verse en inferioridad ante sus enemigos, Constantino el Grande le pidió ayuda al Dios de los Cristianos, y esa misma tarde, durante la puesta de sol, en el cielo vio una cruz luminosa con la inscripción anteriormente mencionada. Por la noche, en sueños vio a Cristo, quien le pidió hacer una bandera donde se representara una cruz, la cual debía portar en futuras confrontaciones.

aparición de la cruz, Giulio Romano, Museos Vaticanos, Día de la Santa Cruz
La aparición de la cruz, Fresco de Giulio Romano en los Museos Vaticanos.

Aparición de la cruz, Fresco de Giulio Romano

Sin importar con cuál de estas versiones nos quedemos, lo cierto es que Constantino y sus hombres obtuvieron la victoria de forma contundente. Tan conmovido quedó el Emperador, que además de investigar más sobre el significado de la cruz, se bautizó, mandó a construir iglesias y le encargó a su madre, la Emperatriz Helena de Constantinopla (hoy Santa Helena) buscar los restos de la cruz donde Jesús fue crucificado.

La emperatriz, acompañada por algunos sacerdotes y sabios de Jerusalén, localizaron tres trozos de madera que de forma milagrosa consiguieron curar a varios enfermos. Fue ahí donde comenzó esta celebración.

Un dato que podría avalar esta historia, es el edicto de Milán que Constantino el Grande promulgó en el año 313, con el que otorgaba la libertad de culto a los cristianos.

El hallazgo del Monte Calvario

Otros historiadores marcan un origen de esta fiesta muy similar a los ya expuestos. También tuvo lugar en la época del Imperio Romano y tuvo como protagonista a la Emperatriz Elena, esposa de Constancio Cloro y madre de Constantino el Grande. Ella estaba obsesionada con encontrar la Cruz de Cristo y le pidió a su esposo demoler un templo romano que estaba edificado sobre el Monte Calvario.

Según las crónicas, el 3 de mayo del año 292, bajo los escombros del templo encontraron tres cruces y se dedujo que fueron las ocupadas por Jesús, Dimas y Gestas. Para saber cuál de ellas fue la que sostuvo a Cristo, llevaron al lugar el cuerpo de una persona recién fallecida y lo fueron colocando en cada cruz; al tocar una de ellas el cadáver recobró la vida. Esta señal le valió a Helena para ser canonizada y posteriormente venerada como Santa.

Santa Elena, Santa Helena, Helena de Constantinopla, Emperatriz Helena
Santa Helena (Imagen de Wikipedia)

Helena de Constantinopla

La Cruz en México

En las culturas mesoamericanas se realizaban un ritual al inicio del ciclo agrícola durante los primeros días del año, que coincidía en fechas con la celebración de la Santa Cruz. Su objetivo era pedirle a Tláloc que la temporada de lluvias fuera generosa y garantizar así una buena cosecha.

Al llegar los españoles, muchos rituales prehispánicos se fueron amalgamando con los católicos. La devoción a la Santa Cruz no fue la excepción y fue mezclándose con la petición de lluvias. Con los siglos, y tras varias modificaciones, esta fiesta híbrida fue ubicada el primer domingo de mayo del calendario católico.

Ese día las cruces son bendecidas y adornadas con papel de china y flores de colores.

Día del Albañil

Fue a partir del siglo XX cuando el crecimiento poblacional, sumados al surgimiento y expansión de nuevos asentamientos humanos en México, provocó que muchos agricultores abandonaran el campo para trabajar como albañiles en dichas construcciones. Entre las tradiciones que estos trabajadores llevaron del campo a la ciudad, estuvo la veneración a la Santa Cruz, a la que se encomendaban para ser protegidos de accidentes y otras eventualidades en sus trabajos.

En la actualidad, cada 3 de mayo los albañiles colocan una cruz decorada de madera en lo alto de la obra donde laboran, y van a la iglesia a dar gracias por un año más de trabajo. Por la tarde, el propietario del predio o el contratista, le ofrece una comida a sus albañiles.

Esta fecha, que como vimos, se fue construyendo a lo largo del tiempo, también nos debe servir para valorar el esfuerzo y dedicación de los trabajadores de la construcción, que cada día se esfuerzan por dar lo mejor de ellos mismos.

CARGANDO...