Espermas habían engañado al ojo humano al moverse

13 de agosto de 2020

Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México y de Bristol descubrieron que los espermatozoides no se mueven de un lado a otro para avanzar, sino que giran y serpentean como las víboras en el agua