Lincoln

Una mujer con capota y vestimenta de los años 1830, teje textiles en su telar en Lincoln’s New Salem, una aldea tranquila con casas y negocios de madera entre el bosque al sur de Petersburg, Illinois. Intérpretes históricos habitan la ciudad, recreando la vida en ese lugar cuando Abraham Lincoln llegó a los 20 años de edad, compartiendo historias poco conocidas de un joven intentando encontrar su lugar en el mundo. Allí fue copropietario de dos tiendas que lo dejaron endeudado pero le ganaron el apodo de «Honest Abe», que significa «Abe El Honesto». Fue también allí donde Lincoln lamentó su primer amor y estudió ley judicial, antes de partir a mediados de la década de 1830 para seguir dos nuevos trabajos: abogado y representante en la legislatura estatal.

Lincoln no tardó mucho en ver que trabajar en el Vandalia Statehouse Historic Site, podría darle al prometedor abogado oportunidad de triunfar. Recibió su licencia de ley en este edificio de columnas blancas. Poco después, Lincoln y ocho colegas convencieron a la legislatura que trasladara la capital del estado de Vandalia a Springfield, una ciudad más grande con una población en auge.

Estableciéndose

Para Lincoln, la vida en Springfield consistió de días ocupados trabajando principalmente como abogado de reclamos menores. El trabajo pagaba bien, y a Lincoln le encantaba, pero aún tenía ambiciones políticas. Casándose con Mary Todd en 1842 y dándole la bienvenida a cuatro hijos, se estableció a Lincoln como un hombre de familia y ayudó a este político fronterizo autodidacta a aprender gentiles gracias sociales. Los guías del Lincoln Home National Historic Site, la única casa de la que él fue dueño, hablan de la vida cotidiana de la familia.

Lincoln

Pocos años después, Lincoln se asoció con William Herndon en una oficina cerca del Old State Capitol State Historic Site, y fue allí donde Lincoln juzgó casos, terminó su servicio como representante estatal, e impresionó a sus colegas con sus ideas políticas. Pero nadie que caminó por esos pisos de madera en 1858, podría haber imaginado la importancia duradera de lo que hoy conocemos como el discurso “Una Casa Dividida” de Lincoln, dado durante su candidatura fallida al Senado de los Estados Unidos.

Capturando el legado

Lincoln

Los eventos que sucedieron después fueron como un torbellino, hubo una elección presidencial, la cual ganó Lincoln, y luego comenzó la Guerra Civil solo tres meses después. La biblioteca presidencial “Abraham Lincoln Presidential Library and Museum” en Springfield utiliza tecnología para atraer a los visitantes a cada uno de esos momentos. Una película de 17 minutos mostrada por múltiples pantallas contempla los ojos de Lincoln y lo difícil que es para un artista capturar todas las preocupaciones y emociones encerradas dentro de ellos. Actores de hologramas hablan directamente sobre documentos dentro de la biblioteca. Una obra de teatro narra los orígenes y la evolución de la Guerra Civil.

La escena funeraria se siente como un shock, tal como lo sintió el pueblo 150 años después del asesinato de Lincoln. La actividad tecnológica del museo se silencia como si alguien hubiera presionado el apagador. Silencio absoluto cubre la habitación oscura; el ataúd de Lincoln se ve igual como cuando fue puesto en capilla ardiente en “Old State Capitol”.

Viajeros de todo el mundo frotan la nariz del busto de bronce de Lincoln afuera del Lincoln’s Tomb, en el Oak Ridge Cemetery en Springfield. Un monumento de granito de 117 pies se encuentra afuera; en el interior, cuatro tipos de mármol cubren los pisos y las paredes. Los guardaparques expertos revelan las historias detrás del entierro de Lincoln, así como el de Mary y sus tres hijos más pequeños, y el intento de robo fracasado de las tumbas. Placas de bronce a lo largo de la rotonda capturan algunos de los momentos más citables de los discursos de Lincoln, incluyendo su discurso de despedida a la ciudad de Springfield, “The Gettysburg Address” y el discurso de su segunda inauguración, entregado solo un mes antes de su muerte.