Foto:Templo San Pablo Apóstol en Mitla. Septiembre 2019

Así como los otros cuatro lugares de Oaxaca que se jactan de la distinción de Pueblo Mágico, San Pablo Villa de Mitla es un sitio en el cual convergen diversas culturas milenarias, creando una mezcla que transmite sensaciones de pisar en territorio ajeno a los artificios del mundo moderno.

Mitla: Lugar de tumbas

Tras la decadencia de Monte Albán, Mitla fue el centro ceremonial más importante de las culturas mixteca y zapoteca. Desde 950 hasta la invasión española del siglo XVI, el llamado “Lugar de Muertos” se impuso con violencia como el poder rector de la zona, sobre todo para los zapotecas.

Las ruinas de dicho esplendor todavía se pueden apreciar en el centro de la ciudad, donde se encuentra el sitio arqueológico. Éste se conforma de cinco conjuntos arquitectónicos: el grupo de las columnas, el grupo de la iglesia, el grupo del arroyo, el grupo de los adobes y el grupo del sur.

Foto:Mitla, zona arqueológica de Oaxaca. Septiembre 2019

Mitla, zona arqueológica de Oaxaca. (Foto: Cortesía de Secretaría de Cultura de Oaxaca)

El primero que llama la atención es el grupo de la iglesia. Así como en otros puntos en los que se estableció la Conquista, los españoles construyeron una iglesia sobre una base piramidal, como muestra del poderío de la fe católica sobre los antiguos dioses zapotecas. Este templo franciscano fue dedicado a San Pablo Apóstol.

Otro de los grupos en el sitio arqueológico que se caracteriza por su nivel de conservación es el de las columnas, así distinguido por sus columnas monolíticas. En las fachadas y en los muros exteriores de los edificios destacan las grecas labradas en piedra con diferentes diseños geométricos.

Uno de los atractivos más particulares de esta zona es la llamada columna de la vida. Según la antigua sabiduría de las culturas locales, uno puede averiguar cuánto le queda de vida cuando rodea con los brazos uno de estos pilares y cuenta el espacio entre una mano y la otra.

La zona arqueológica de Mitla está abierta de lunes a domingo, de 8:00 a 17:00 horas, y tiene un costo de acceso al público general de 70 pesos.

Foto: Mitla. Septiembre 2019

Patrimonio de la arquitectura prehispánica de Mitla. (Foto: Cortesía Secretaría de Cultura de Oaxaca)

De la historia al presente

Más allá del sitio arqueológico, el Pueblo Mágico de Mitla tiene mucho que ofrecer a sus visitantes, sobre todo si gustan de los distintos sabores de la cocina oaxaqueña.

En toda ruta de mezcal, Mitla es parada obligatoria, y es que aquí se encuentran varios palenques donde se pueden degustar algunos de los mejores mezcales del estado, sobre todo del tipo espadín, así como ensambles y presentaciones que demuestran la variedad existente de magueyes, incluyendo madrecuixe, cuixe, coyote, cerrudo, tobalá, salmiana y muchos otros.

Entre los palenques más frecuentados figuran el Mezcal del Amigo, la Fábrica de Mezcal Dainzú, la Fábrica de Mezcal Real Matlatl, la Fábrica de Mezcal El Rey Zapoteco, la Fábrica de Mezcal Laní, y la Fábrica de Mezcal El Sabino.

Por último, cabe destacar el Mercado Municipal de Artesanías, así como los talleres familiares dedicados a la elaboración de textiles de algodón, con diseños que hacen honor a las grecas del sitio prehispánico.

Mitla se encuentra a 45 kilómetros de la capital de Oaxaca (a 50 minutos en coche o poco más en transporte público) y se encuentra en el rumbo a Tehuantepec, por la carretera Panamericana.

Para planificar tu viaje con todo lo que necesites, puedes consultar en www.oaxaca.travel más detalles sobre este destino histórico y cultural, así como prepararte para ser testigo de su misticismo y magia.