Hombres asesinados en Zitlala, Guerrero, eran conocidos de ‘El Chaparro’

Versiones indican que la organización criminal de 'Los Rojos' ha sido derrotada, tras varias detenciones de la autoridad, y por enfrentamientos con otros grupos criminales
Imagen: La Fiscalía General del estado presume que las nueve personas asesinadas en Zitlala, Guerrero, eran cercanos a Senen Nava, alias ‘El Chaparro’. (Margarito Pérez Retana/ Cuartoscuro.com, archivo)

Respecto a las nueve personas que murieron la noche del miércoles durante un enfrentamiento en la comunidad de Pocha-Huizco, en Zitlala, Guerrero, la Fiscalía General del estado presume que eran cercanos a Senen Nava, alias ‘El Chaparro’, líder del grupo criminal ‘Los Rojos’, quien fue detenido el pasado 20 de agosto; versiones indican que la organización criminal ha sido derrotada, tras varias detenciones de la autoridad, y por enfrentamientos con otros grupos criminales.

Te recomendamos: Hallan nueve cuerpos en Zitlala, Guerrero, vinculados a ‘Los Rojos’

Metete a tu cuarto y tírate al piso, tírate al piso, tírate al piso”

Territorio pacifico de artesanos indígenas con su tianguis milenario, eso caracterizaba a Chilapa de Álvarez, municipio ubicado en la región de la montaña baja en Guerrero, a solo 60 kilómetros de la capital Chilpancingo.

Sin embargo, su paz terminó en 2014 cuando dos grupos criminales, ‘Los Rojos’ y ‘Los Ardillos’, comenzaron a disputarse la zona con constantes balaceras que desataron un miedo colectivo.

La gente que estaba en el zócalo se tiraron en las calles, los comercios de manera automática empezaron a bajar sus cortinas, generó un verdadero pánico”, comentó Francisco Javier García, alcalde de Chilapa, Guerrero, en 2014.

Ese mismo año, ‘Los Rojos’ dominaban los municipios de Chilapa, Tixtla, Zitlala y su presencia se extendía a las regiones de la montaña alta, centro y sierra de Guerrero; por su parte, ‘Los Ardillos’ dominaban Quechultenango y municipios aledaños, pero avanzaron a territorio rival, situación que desató una guerra entre ambos grupos y comenzaron a intercambiar rehenes que exhibían en redes sociales.

Cuando ellos sean liberados, que se comuniquen con ‘Los Rojos’ para que nosotros también seamos liberados, y si alguna persona regresa sin vida nosotros seremos decapitados, y si quieren guerra, guerra tendrán”

Luego de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ‘Los Rojos’ comenzaron a perder presencia en la zona Centro y la sierra de Guerrero, suceso que aprovecharon ‘Los Ardillos’ para avanzar a los municipios aledaños a Chilapa; en septiembre de 2015 llegaron a Tlaltempanapa y Zitlala.

Dicen que van a venir doscientas personas, que van a venir armadas y que van a venir a sacarnos o a matarnos”, aseguró Juan Tomatzin Apolinar, comisario Tlaltempanapa, Guerrero, en septiembre 2015.

Dos años después, en 2017, ‘Los Ardillos’ cercaron a ‘Los Rojos’ que se replegaron en la cabecera municipal de Chilapa, ahí, la estrategia del grupo criminal de ‘Los Ardillos’ fue asesinar y desaparecer a personas cuyos nombres aparecieran en las llamadas ‘listas de la muerte’, documentos que ocasionaron el éxodo de varias familias.

Poblaciones se convirtieron en pueblos fantasma por la guerra entre ‘Los Rojos’, liderados por Senen Nava, ‘El Chaparro’ y ‘Los Ardillos’, comandados por los hermanos Ortega Jiménez.

En agosto pasado, se registró un punto de quiebre, las autoridades detuvieron a ‘El Chaparro’, y a Santiago Mazari, alias ‘El Carrete’, líder de ese mismo grupo criminal en Morelos.

Esto determinó el control de ‘Los Ardillos’ en Chilapa y su expansión por el resto de la montaña baja y alta de Guerrero.

Con información de En Punto

TVR