Windrush, uno de los mayores escándalos de Reino Unido contra migrantes

Windrush, uno de los mayores escándalos de Reino Unido contra migrantes

Una manifestación para protestar contra el tratamiento de los miembros de la generación Windrush, frente al Parlamento en Londres (Reuters)

Sólo hace un mes, la política británica de 54 años de edad, Amber Rudd, era considerada como la estrella del actual Gobierno Conservador, y posible sucesora de la Primera Ministra Theresa May al trono político en el Número 10 de la Calle Downing.

Pero ahora su carrera está en ruinas. La noche del domingo fue forzada a renunciar a su puesto de secretaria del Interior, tras dos semanas del creciente escándalo sobre miles de inmigrantes de la llamada “Generación Windrush”.

Se reveló que Rudd mintió al Parlamento Británico, sobre las cuotas de expulsión de inmigrantes ilegales, impulsadas por su Gobierno Conservador en el 2010. Miles de ciudadanos de los países caribeños de la Mancomunidad Británica que fueron invitados al Reino Unido después de la Segunda Guerra Mundial para reconstruir el país, han sido las víctimas colaterales de estas medidas draconianas.

Richard Black, un abuelo británico de origen afro-caribeño, es uno de los miles de víctimas: Richard tenía sólo seis años cuando hace más de 60 años sus padres llegaron a Inglaterra, vivió en Londres casi toda su vida. Pero tras una breve visita a su país natal, Trinidad, las autoridades británicas lo acusaron de ser un inmigrante ilegal, y no le permitieron regresar a Gran Bretaña.

“Te podían arrebatar tu ciudadanía en cuestión de semanas. ¿No es eso un crimen? ¿Cómo puedes crear una ley para hacerle eso a la gente, arrebatarle sus derechos, de un plumazo? Alguien debe hacerse responsable de eso. Y lo pueden hacer, esto me recordó un artículo que leí sobre la manera como actuaba la Alemania nazi, arrebatándole los derechos a la gente, así como así”, mencionó Richard Black, víctima de escándalo de “Generación Windrush”.

Aunque el Gobierno Conservador prometió restaurar la nacionalidad británica a hasta 60 mil inmigrantes, que llegaron entre los años 1948 y 1988, las llamas del escándalo político siguen ardiendo.

El 22 de junio de 1948 algunos hombres de Jamaica llegaron a Gran Bretaña en busca de empleo (AP)

El 22 de junio de 1948 algunos hombres de Jamaica llegaron a Gran Bretaña en busca de empleo (AP)

La primera ministra británica Theresa May está implicada directamente en este escándalo. Esto porque entre los años 2010 y 2016 May era secretaria del Interior, y supervisó la política migratoria del Reino Unido.

May fue una de las arquitectas de la controversial promesa de reducir la inmigración al Reino Unido hasta sólo 100 mil personas al año, y de la política de expulsión en masa de inmigrantes indocumentados.

“Si ven lo que estamos haciendo como gobierno, algo que hemos estado haciendo ya desde hace años, es responder a la necesidad que tiene la gente de ver un gobierno que responde a la inmigración ilegal. Eso es lo que estamos haciendo. Por otra parte, hemos visto a la generación Windrush verse envuelta en esto de una manera que ha causado gran preocupación a su generación. Por eso hemos organizado un equipo que los está ayudando a conseguir los documentos que necesitan”, dijo Theresa May, primera ministra del Reino Unido.

Para minimizar el daño político, May nombró a Sajid Javid, como el nuevo secretario del Interior británico. Javid es hijo de inmigrantes de Paquistán, y sus padres pertenecían a la llamada “Generación Windrush” de la posguerra.

“Mi más alta prioridad es ayudar a los ciudadanos británicos llegados del Caribe, a la llamada Generación Windrush, para que se les dé el trato decente y justo que merecen”, aseguró Sajid Javid, nuevo secretario del Interior británico.

Usualmente, el costo del proceso de naturalización para recibir el pasaporte británico es de casi 3 mil dólares. El gobierno del Reino Unido prometió, que los representantes de la “Generación Windrush”, no tendrán que pagar ni un centavo. Además, las autoridades cuentan con un fondo especial de casi 70 millones de dólares para compensaciones y pensiones de estos inmigrantes, la mayoría de los cuales ya son personas de la tercera edad.

Leer más: Theresa May nombra a Sajid Javid como nuevo ministro de Interior

Con información de Vytas Ryudavicius

HVI

CARGANDO...