SALUD

Voluntarios entregan alimentos a adultos mayores que esperan ser vacunados

Las personas llegan desde la madrugada para alcanzar una ficha y recibir su inmunización

La solidaridad también se muestra en las filas que hacen adultos mayores para recibir la vacuna contra COVID-19, en la Ciudad de México.

Te recomendamos: Ancianos enfermos en casa agradecen vacuna a domicilio contra COVID-19

Jaime Sanders, vecino de la colonia San Jerónimo Aculco, regaló un refrigerio a los adultos mayores que estaban formados, algunos desde las 5 de la mañana, para entrar al módulo de vacunación en la escuela primaria Héroes de Padierna, en la alcaldía Magdalena Contreras.

En la espalda se puso una cartulina que decía que no pertenecía a ningún partido político.

“La verdad es que el primer día vacunaron a mi mamá y me di cuenta que mucha gente se empezó a quejar, y lo que hice es empezar a hacer algo, y me fui a la Central de Abasto, compré unas cajas de plátanos y manzanas. Llevo todos los días que han sido la jornada de vacunación entregando cosas para las personas y sus acompañantes”, informó Jaime Sanders, quien es estudiante.

La mayoría aceptaba la fruta, que se sumó a la botella con agua y palanqueta de amaranto que entregaron los jóvenes del grupo de apoyo del Gobierno de la Ciudad.

“Que Dios le dé muchos más. Gracias, porque yo ya traía hambre, llegamos desde las 5 de la mañana, nos corrieron del otro lado que siempre no y nos mandaron para acá, aquí estamos”, comentó Rogelio Contreras, adulto mayor.

“Ya tengo ficha, soy la 262; le doy gracias a Dios. Estoy muy emocionada porque me voy a vacunar por el bien de toda la gente y de mi familia, de todos, vamos a estar bien”, expresó Altanacia Álvarez, adulta mayor.

Al mediodía en un módulo la fila daba vuelta a la escuela.

En una casa se les ocurrió poner una cartulina para alentar a los adultos mayores que estaban formados.

“La pusimos para apoyar a la gente mayor, darles ánimo. Me pongo nostálgico porque la vida se va y hay que cuidarla. Yo me vacuné el lunes, me ponen triste los acontecimientos, los niños y los jóvenes, nosotros ya disfrutamos, hicimos lo que pudimos, pero ellos están sufriendo el encierro”, platicó Emeterio Cruz, vecino de Magdalena Contreras.

Este día fue para vacunas a aquellos adultos mayores que no fue posible aplicarles la dosis los primeros días de la semana.

“Hace frío y me interesa mucho vacunarme. No alcance el lunes ficha y respetando las fechas y horarios y por la letra verdad, me dijeron que hasta hoy y aquí estamos presentes”, dijo Jaime García, adulto mayor.

Samuel y Jaime esperaron más de tres horas para recibir la primera dosis en el cuarto día de vacunación.

En la escuela primaria Maestros de México, en San Mateo Tlaltenango, Cuajimalpa, se colocó uno de esos 10 módulos vacunadores, donde la instrucción fue que los comprobantes que presentaran para vacunarse estuvieran a su nombre.

Aunque las vacunas llegaron una hora tarde, es decir a las 10 de la mañana, el proceso para aplicarlas fue fluido.

“Me fue bien la verdad el piquete no duele nada, muy tranquilo. Me sentí muy bien, todo normal, sin ningún efecto, llegue 15 minutos antes de las 5 de la mañana. Estoy contenta y tranquila que me falta la segunda dosis”, dijo María Magdalena de Miguel, adulta mayor.

“Me fue bien. Ya, bendito Dios, estamos del otro lado”, expresó Margarita Fress Ozuna, Adulto mayor.

Problemas por falta de identificación

Como ayer, en ambos módulos, algunos adultos mayores se molestaron, ya que les negaron la vacuna por no contar con comprobante de domicilio a su nombre.

“Soy una persona deportada, no tengo documentos mexicanos. No puedo sacar mi INE por el problema de la pandemia y me están negando la vacuna no sé qué va a pasar con las personas deportadas, no tenemos domicilio yo estoy viviendo con mi hermana”, lamentó Leonardo Tapia, Adulto mayor.

Daniel, de 85 años de edad, tuvo que regresar con la ayuda de su esposa y una andadera, por no contar con identificación oficial.

“No tenemos el INE, pues nos entraron a robar a la casa. Ayer fuimos a la otra escuela nos dijeron que hoy viniéramos, que lo pasaban, aunque no trajéramos la credencial, porque traemos comprobantes de domicilio, pasaporte como identificación y ahora dicen que no, que solamente con el INE, lo bueno es que vivimos aquí cerca”, finalizó Claudia, Esposa de Daniel.

Adultos mayores que recibieron la vacuna dicen que esto abre la esperanza de retomar su vida normal.

Con información de Guadalupe Madrigal, Santos Briz, Guillermo Segura y Héctor Guerrero

DMGS