Limpian cauces de ríos y arroyos cercanos al Volcán de Fuego de Colima

Científicos advierten que en las partes altas del Volcán de Fuego de Colima hay una gran cantidad de rocas y ceniza, que podrían ser removidas por las lluvias

Foto: Volcán de Fuego de Colima, 14 de junio 2019. Twittter @berthareynoso

Volcán de Fuego de Colima. (Twittter @berthareynoso, archivo)

En Colima, comenzaron los trabajos para desazolvar los cauces de ríos y arroyos que fluyen muy cerca de comunidades identificadas de alto riesgo en época de lluvias.

Los trabajos se realizan sobre el cauce del río “La Lumbre” y los arroyos “El Cordobán” y “El Zarco”, que regularmente fluyen por localidades de Colima y Jalisco, ubicadas en la zona volcánica.

El objetivo es evitar que las avalanchas de lodo, rocas y material volcánico, que cada año se forman y fluyen desde las partes más altas del Volcán de Colima, puedan afectar a poblaciones situadas en las inmediaciones de estos cuerpos de agua en Colima y Jalisco.

Hay que tener los cauces en condiciones adecuadas para permitir el flujo cuando haya lahares y que pueda quedar el material sobre el cauce y no afecte las poblaciones”, indicó Eleazar Castro, director local de la Conagua.

Estas avalanchas, también conocidas como lahares, son comunes en época de lluvias.

Detectan nuevo cráter en el Volcán de Fuego de Colima

Pues empezamos a sentir miedo, no crea que no, pues tantas cosas que pasan ya siente uno miedo, sí los lahares, eso es lo que tenemos miedo, pero este, es muy tranquilo aquí de todo, pero nomas en tiempos de peligro pues, las lluvias”, externó Enriqueta Saldaña, habitante de La Becerrera.

En octubre del 2105, las lluvias generadas por el huracán Patricia provocaron un lahar que rebasó el cauce del arroyo El Zarco, entrando a la vivienda de la familia Solano.

Cuatro años han pasado y aún continúan retirando el material volcánico que dejó el lahar.

Sí, todavía, que es esa parte y la parte donde está la palma”, refirió Mario Ricardo Solano, habitante de La Becerrera.

Científicos de la Universidad de Colima advirtieron que en las partes altas del volcán hay una gran cantidad de rocas y ceniza, que podrían ser removidas por las lluvias.

En la temporada de ciclones 2018 descendieron 15 lahares, ninguno causó afectaciones.

Instalan estación de GPS en barranca cercana al Volcán de Fuego de Colima

Con información de Bertha Reynoso.

Rar

CARGANDO...