La violencia política entre legisladores; análisis en ‘Estrictamente Personal’

La violencia política entre legisladores

Roy Campos, Jorge Buendía, Raymundo Riva Palacio, Francisco Abundis y Rafael Cardona en Estrictamente Personal. (FOROtv)

Roy Campos, director de Consulta Mitofsky; Jorge Buendía, director general de Buendía & Laredo, y Francisco Abundis, director adjunto de Parametría, analizaron este miércoles en ‘Estrictamente Personal’ la violencia política que ha surgido entre los legisladores a partir de la nueva Legislatura.

Roy Campos señaló que el incremento de la violencia política coincide con la instalación del Congreso, el primero de septiembre, y sentenció que los legisladores de Morena tienen una vocación de oposición y no han entendido todavía que ya ganaron.

Para el director de Consulta Mitofsky esta violencia política se basa en tres cosas; primero, la parte de temas, pues todo el tema ha sido la agenda de Morena y eso ha generado reacciones de otros grupos; por otro lado está el tema de las formas, la forma del mayoriteo, y el tercer punto son las personalidades de oposición, que son en general las que llegaron con Morena.

Morena se apodera del Congreso de la Ciudad de México

Señaló que Morena trasladó la agenda de la casa transición, en la calle de Chihuahua donde “todo era suavecito y de terciopelo”, a San Lázaro y al Senado, donde no es de terciopelo y la actividad política de los legisladores es intensa, negociando por comisiones, por curules, por cubículos.

Agregó que la formación de Morena, que pasó de 191 diputados a 256 implicó enojos y una actividad intensa, además de que la violencia ha sido verbal.

Jorge Buendía manifestó que lo que se vio en este proceso electoral es que el voto de Morena está distribuido en todos los grupos sociodemográficos, aunque el voto duro histórico es totalmente urbano. Destacó que muchos de los legisladores de Morena fueron seleccionados de manera aleatoria, es decir que hay una clase política nueva, pero cuestionó para qué sirve un Congreso cuando el partido gobernante tiene mayoría y cuál es el papel que va a jugar en la nueva administración.

Francisco Abundis, director adjunto de Parametría, señaló que esta violencia política hay que ponerla en eventos como el conflicto entre Muñoz Ledo y Fernández Noroña; el discurso de Mario Delgado o la sensación de mayoriteo en el Congreso. Consideró que los legisladores viven aún un momento de adaptación, en el que los que tienen la mayoría no lo asumen del todo.

Errores de Morena, análisis de René Delgado en Despierta con Loret

Roy Campos, director de Consulta Mitofsky, puntualizó que el primero de diciembre inicia otra etapa porque la agenda pública también pasa a los secretarios de Estado, que aún no la tienen.

Consideró que la decisión de disminuir el tiempo de exposición de los legisladores generó una reacción inmediata y un enfrentamiento. Reiteró que el Legislativo está en una etapa de reacomodo y el primero de diciembre cambia porque “hay quien pega manazos por tema” y habrá secretarios de Estado que aún no hay.

Abundis señaló que si algo no tiene Morena es una ideología muy homogénea, sino que son posiciones. El director general de Buendía & Laredo señaló que estamos viendo cómo se forma una coalición gobernante al interior de las Cámaras.

Agregó que la opinión pública tendrá una participación en todo esto porque no hay que olvidar que los legisladores sí se pueden reelegir y esto será un elemento que le va a meter más movimiento a la Cámara porque son nuevos tiempos políticos.

Abundis dijo que Morena no es un partido, sino un movimiento, y se está comportando como tal, además de que no hay una reflexión muy crítica por parte de la opinión pública. Añadió que lo único que le queda a la gente es votar por un nombre, no por un partido, una plataforma o una prepuesta.

Los presentes en la mesa se refirieron al enfrentamiento entre Porfirio Muñoz Ledo y Gerardo Fernández Noroña, y Roy Campos destacó que estos legisladores no sólo son del mismo partido, sino que acaban de ganar arrasando.

Campos dijo que esta violencia política está pasando cuando todavía no hay un Gobierno y los legisladores de Morena se sienten oposición, pero cuando empiecen a ser ellos a quienes se les reclame entonces ya tomarán otro tipo de actitud.

Buendía subrayó que estamos en el proceso de construcción de Morena como partido legislativo y el gran reto es ver cómo a partir de una comunión de intereses y reivindicaciones diferentes ahora tienen una agenda común y eso involucra disciplina partidista. Dijo no creer que se regrese a las épocas anteriores de verticalidad donde los legisladores se comportaban de una manera súper previsible en las Cámaras, pero estamos en un proceso de aprendizaje.

Agregó que en la medida en que la suerte de los legisladores de Morena esté ligada a López Obrador entonces van a seguir alineados.

Con información de Estrictamente Personal

AAE

CARGANDO...