Vinculan a proceso penal por feminicidio a ‘monstruos’ de Ecatepec

Una jueza vincula a proceso penal a Juan Carlos Hernández y Patricia Martínez, conocidos como "Monstruos de Ecatepec" (FOROtv)

Una jueza vinculó a proceso penal a Juan Carlos Hernández y Patricia Martínez, conocidos como “Monstruos” de Ecatepec por el delito de femenicidio, en agravio de Arlette Samantha Olguín Hernández de 22 años y madre de 3 hijos.

Este domingo se realizó la audiencia de vinculación a proceso en una sala de juicio oral, en el penal de Chiconautla.

Durante la audiencia que duró más de dos horas, la defensa de los imputados no presentó pruebas a favor, mientras que la fiscalía ratificó la acusación en contra de ambos.

La jueza dijo que, aunque no existía una prueba o un señalamiento directo en contra de los acusados, sí existían indicios suficientes para determinar que la víctima, Arlette Samantha Olguín Hernández habría sido asesinada presuntamente por Juan Carlos Hernández.

La juez explicó que Arlette Samantha Olguín era vecina de los acusados, en este domicilio de la calle de Playas de Tijuana, en la colonia Jardines de Morelos, en Ecatepec.

Explicó que, según las pruebas aportadas por el ministerio público, el pasado 25 de abril de 2018 Patricia invitó a Arlete a su casa, con el pretexto de mostrarle un pantalón.

Juan Carlos estaba dentro del departamento y fue él, dijo la juez, quien sometió a la víctima, pero que cuando Arlette gritó para pedir auxilio, el imputado le cortó el cuello con un cuchillo.

Que después la llevó al baño y ahí la mutiló. Posteriormente cocinaron partes del cuerpo de la víctima y se lo comieron.

Otros restos humanos se las dieron de comer a los perros… Mientras que los huesos y el celular de Arlette fueron vendidos.

En la audiencia se reiteró que, según la declaración de Juan Carlos, presuntamente desde los 22 años, comía carne humana.

Durante la audiencia los imputados estuvieron juntos. Él le tomaba contantemente la mano a Patricia, platicaban y en ocasiones, principalmente durante los dos recesos que hubo, sonreían entre sí. Lo que causó molestia entre los familiares de las víctimas y de algunas personas que asistieron a la audiencia.

¿Sus gesticulaciones, su comportamiento? Yo creo que, de un cinismo total, de burla, yo creo que cuando ella estaba leyendo la declaración de Juan Carlos y Patricia y ellos están de la mano, sonriendo, burlándose y nadie les dice nada”, explicó Carmen Zamora, representante del “Colectivo feminista Ehecatil”.

La jueza de control determinó un plazo de dos meses para terminar con la investigación.

Con información de Mario Torres

HVI