#MOVIMIENTOESTUDIANTIL

Vinculan a proceso a dos jóvenes, por lesiones a profesor de la UNAM

Manifestantes reclaman reducción salarial a ministros de la Corte

Profesor lesionado por un petardo en la explanada de Rectoría de la UNAM. (Twitter)

Los dos jóvenes que presuntamente lanzaron un petardo contra la puerta del edificio de Rectoría de la UNAM y provocaron que una rondana metálica se clavara en el rostro de un profesor, fueron vinculados a proceso, acusados de lesiones calificadas.

Durante la audiencia inicial que se realizó en un juzgado de oralidad del Reclusorio Oriente, el juez indicó a Mario César García y a Omar Zavala que deberán permanecer en prisión durante el periodo de investigación de un mes y medio, para después tener la posibilidad de salir mediante la reparación del daño, si la víctima lo acepta.

El padre de la víctima dijo que los médicos serán los que indiquen qué repercusiones puede enfrentar por la lesión.

Roberto Bermúdez, padre de la víctima, explicó que el lesionado “fue a arreglar unos asuntos y le toca ver esto, se queda presenciando y ocurren las cosas […] está delicado, hay peligro de que tenga repercusiones […] esto no lo podemos saber hasta de dos, tres semanas […] este camino de la violencia para tratar de resolver o imponer cuestiones, creo que no es el correcto”.

En la audiencia, el Ministerio Público indicó que el lunes pasado los imputados participaron en una protesta frente a Rectoría, la cual se tornó violenta y personal de seguridad de la UNAM observó a Mario Cesar sacar de su mochila un petardo y entregarlo a Omar, quien lo lanzó contra la entrada principal del edificio mencionado.

Una de las esquirlas golpeó a Roberto Josué Bermúdez, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y del CCH Sur, clavándose en el hueso nasal.

Los vigilantes Miguel Guevara y Carlos Acosta declararon que luego de que ubicaron a los responsables, los comenzaron a seguir por varias facultades durante una hora y media, fue hasta que se dispersaron los manifestantes que procedieron a detenerlos para no generar un conflicto mayor.

A los imputados se les vio con lágrimas en los ojos durante la audiencia, sus abogados solicitaron que se pagaran los gastos médicos y reparar el daño moral a la víctima para que sean dejados en libertad.

Juan Pablo Rivas, abogado de los imputados, consideró que era momento de aplicar “una solución alterna del procedimiento, que es precisamente la suspensión condicional del proceso […] el marco de punibilidad del delito de lesiones que se le imputa su media aritmética no excede de cinco años […] no fue posible porque la víctima no compareció en este momento […] esta reparación del daño tiene que valorarse de acuerdo a los dictámenes”.

Los familiares de los imputados le ofrecieron una disculpa al padre del profesor que resultó lesionado por el petardo.

Roberto Bermúdez, deseo que “recapaciten; a mí me da mucha pena por sus padres, me dieron una disculpa, en lo personal yo a ellos se las acepto, lo que no acepto es que se dañe a nuestra universidad con la violencia”.

El juez señaló a los imputados que, si bien no lanzaron el petardo directamente al profesor, sí tenían conocimiento del daño que puede generar un artefacto explosivo si una rondana golpea a una persona.

(Con información de Arturo Sierra)
tfo

CARGANDO...