CLIMA Y FENóMENOS NATURALES

Villahermosa se prepara ante posible crecida del río Grijalva

Habitantes se sumaron a las Fuerzas Federales para reforzar el muro de contención, además les brindaron alimentos

Elementos de la Guardia Nacional, de la Armada de México con el Plan Marina, Soldados del Ejército Mexicano con el Brazalete del Plan DNIII E, mujeres y hombres de la población civil, sumaron esfuerzos para reforzar el muro de contención del malecón en la colonia Centro de Villahermosa, por donde pasa el río Grijalva.

Te recomendamos: AMLO suspende gira por Nayarit y Sinaloa; viaja de emergencia a Tabasco por inundaciones

Son las manos y la pala de la señora Karla Cristal, de 42 años, que habita en la colonia Centro, de Villahermosa, quien llegó a apoyar a las fuerzas federales, con todo y su bolsa de mandado, pues espera que no se desborde el río, cuando “llegue el agua que se desfogó, esté un poco reforzado el muro”.

“Estamos haciendo un muro de contención con costales, más o menos ahorita llevamos 300 metros, usando alrededor de ocho mil costales”, informó el Capitán Edgar Alán Hernández Fuentes, de la SEMAR

Doña Mary tiene 66 años y también se sumó al trabajo de reforzamiento del malecón.

“Estoy apoyando en lo que puedo, abrir bolsa y amarrar, pero si estoy apoyando porque tengo temor de que nos vayamos al agua”,comentó María Elena Montejo, Habitante Villahermosa

Con preocupación, los habitantes de la zona veían incrementar el nivel del río.

“Sí tenemos preocupación de que nos vayamos al agua, el nivel está creciendo bastante”, opinó Liliana Ortiz Pérez, habitantes del lugar.

Un par de horas después, vecinos de la zona llevaron agua y comida a las fuerzas federales.

“No podemos desamparar a la gente que nos está apoyando, trajimos unas tortitas y unos sándwiches y agua de horchata, lo traemos con todo el amor del mundo para las personas que están trabajando”, dijo Alejandra Celorio, quien vive en las cercanías.

San José en el municipio de Jalapa, es una de las más de 260 colonias afectadas por inundaciones.

Aquí también el nivel del agua aumenta y obliga a los vecinos a vivir en la carretera de acceso al pueblo.

Esta historia se repite en muchas comunidades de ocho municipios tabasqueños.

Con información de Francisco Santa Anna

DMGS