VIDEO: Investigan muerte de vendedor de tamales tras abuso policiaco en Celaya, Guanajuato

Los familiares del comerciante comenzaron a transmitir en vivo a través de Facebook. En ese momento pensaban que delincuentes intentaban secuestrarlo

En Celaya, Guanajuato, un comerciante de tamales muere tras ser sometido por policías ministeriales. Uno de los agentes le puso la rodilla en el cuello. El fiscal de estado informó vía Twitter que los agentes fueron detenidos, pero agregó que la orden de aprehensión se hizo “bajo condiciones de oposición de un tumulto”.

Te recomendamos VIDEO: Captan abuso policiaco en Tijuana, oficial somete y asfixia a hombre en gasolinera

Juan Carlos Padilla Aranda, vendedor de tamales de 54 años de edad, fue detenido la tarde del lunes cuando se dirigía a un tianguis de la ciudad de Celaya. Al llegar a la esquina de Jaime Nunó y Felipe Ángeles, elementos de la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía de Guanajuato bajaron de una camioneta e intentaron detenerlo, presuntamente sin mostrarle alguna orden y sin identificarse.

“De una camioneta se bajaron dos tipos y una mujer gritándole a mi esposo que se detuviera”, afirmó Rosa, esposa de Juan Carlos Padilla Aranda.

Los familiares del comerciante comenzaron a transmitir en vivo a través de Facebook. En ese momento pensaban que delincuentes intentaban secuestrarlo.

“Mi esposo se cayó y los hombres se le pusieron encima, lo querían esposar para llevárselo. Entonces yo les gritaba que lo dejaran que lo soltaran”, señaló Rosa.

Juan Carlos Padilla opuso resistencia e incluso se tiró al piso, pero los agentes lo sometieron y golpearon.

Ellos dijeron que traían una orden de aprensión contra él, mi esposo le dijo que se los enseñara, para ver si era cierto, ellos no nos enseñaron ninguna orden, mi esposo empezó a quererse defender y gritaba a la gente que lo ayudara”, describió Rosa.

Uno de los agentes colocó su rodilla en el cuello de Juan Carlos.

Juan Carlos fue detenido, pero como presentaba problemas para respirar fue llevado al Hospital de Celaya, donde ya no tenía signos vitales horas después, su familia se enteró que había fallecido, según la necropsia del Semefo, por un infarto, sin embargo rechazaron esta versión.

“Ahí, en el hospital, entró mi hija que es médico y le habían dicho que mi esposo había fallecido que ya había llegado muerto, que iba muy golpeado que ya no tenía signos vitales”, insistió su esposa.

El fiscal de Guanajuato, Carlos Zamarripa, informó que los agentes fueron detenidos y serán investigados a fin de esclarecer la mecánica del cumplimiento de la orden de aprehensión, que aseguró se llevó a cabo “bajo condiciones de oposición de un tumulto”.

En un comunicado asegura la Fiscalía que la orden de aprehensión sí fue girada en contra de Juan Carlos por un delito grave y que aunque fue sometido tras mostrar resistencia por los agentes, jamás fue golpeado. Reiteró que el hombre falleció por un infarto al miocardio y que padecía hipertensión y diabetes.

Su familia dijo que demandará ya que rechaza esta versión.

“No dijeron nada de los golpes que trae, trae laceraciones, trae piquetes, trae rotura de mandíbula, nada de eso lo pusieron en la nota que ellos pusieron en el médico forense. Estaba lleno de sangre su carita, en el cráneo, esta muy lastimado no sé que tanto le hicieron”, enfatizó Juan Carlos Padilla, hijo del comerciante.

La Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato informó que inició el expediente de queja y se solicitó un informe  al director general de investigaciones de la Fiscalía General del Estado.

Con información de Édgar Tamayo

KAH