#MéxicoDecide

Verificado 2018: Verdades y mentiras del tercer debate presidencial

verificado 2018 verdades y mentiras tercer debate presidencial

Los cuatro candidatos presidenciales: Jaime Rodríguez, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador, en el tercer debate realizado en Mérida. (Foto: AP)

Como sucedió con los dos anteriores, VerificadoMx, la iniciativa que suma a 60 medios y organizaciones del país, investigó y comprobó la veracidad de algunos de los señalamientos que hicieron los candidatos durante el último debate presidencial celebrado en Mérida, Yucatán el 12 de junio pasado.

Yo fui secretario de Desarrollo Social y durante mi gestión, 2014 – 2016, salieron dos millones de personas de la pobreza, tanto de la pobreza moderada que se llama, como de la pobreza extrema”, aseguró José Antonio Meade, candidato presidencial de la coalición “Todos Por México”.

Engañoso

Entre 2014 y 2016 la cifra de pobres sí se redujo en casi dos millones, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, el Coneval, pero decir que ocurrió en la gestión de José Antonio Meade es engañoso debido a que él asumió el cargo en agosto de 2015 y solo estuvo un año como secretario de Desarrollo Social.

Y en el tema de Odebrecht, la pregunta no debía ser para mí, debería ser para Andrés Manuel, porque el socio de Odebrecht en México es familia de Jiménez Espriú, a quien AMLO ha propuesto como su secretario de comunicaciones y transportes”, dijo Meade.

Casi verdadero

La familia política de Javier Jiménez Espriú, e incluso su esposa, sí son socios de la empresa mexicana Idesa, fundada hace más de 60 años por el suegro de Jiménez Espriú.

Esta compañía es socia de Braskem, una filial de Odebrecht que participa en el complejo Etileno XXI, en Nanchital, Veracruz, productor de polietileno en México, y que ha provocado pérdidas millonarias a Pemex.

En la página lopezobrador.org.mx, en el perfil de Jiménez Espriú sí dice que fue miembro del consejo de administración de la empresa Idesa.

Hoy la mitad de la gente en nuestro país, de los que tienen trabajo, ya no hablemos de los que no tienen un empleo, gana menos de 180 pesos al día. ¿quién puede vivir dignamente así?”, cuestiónó Ricardo Anaya, el candidato presidencial de la coalición “Por México al Frente”.

Casi verdadero

En el país hay 52.8 millones de mexicanos ocupados según la última encuesta nacional de ocupación y empleo, de ellos, poco más de 22 millones reportaron ganar uno o dos salarios mínimos, equivalentes a menos de 180 pesos diarios, es decir, esta cifra representa el 42 por ciento, pero no la mitad, como aseguró Ricardo Anaya.

Como los del PRI, ya tienes tus contratistas favoritos, contesta sin chistes, sin payasadas, ¿sí o no, cuando fuiste jefe de gobierno, a Rioboó le otorgaron contratos por asignación directa, sin licitación, sin concurso, por 170 millones de pesos? contesta sí o no”, increpó Anaya a Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”.

“No tiene sentido lo que planteas, te digo que yo no soy corrupto”, contestó López Obrador.

Dices que no es cierto, y ¿si te lo demuestro, renuncias a la candidatura?”, reviró Anaya, “¿si te presento los contratos, renuncias a la candidatura?”, reiteró.

Yo no soy corrupto como tú”, respondió Andrés Manuel López Obrador.

Documentos oficiales del Gobierno de Ciudad de México confirman que la compañía Riobóo S.A. de C.V. sí recibió, entre 2002 y 2005, cuatro adjudicaciones directas por 171 millones de pesos para la construcción del segundo piso del Periférico.

Con información de En Punto

LHE

CARGANDO...