Velan a vendedor de tamales que murió tras abuso policiaco en Celaya, Guanajuato

La Procuraduría de Derechos Humanos de Guanajuato informó que aún no ha tenido acceso a la orden de aprehensión, ni a la necropsia

Este miércoles fue velado Juan Carlos Padilla, un vendedor de tamales que murió tras ser detenido por policías ministeriales en Celaya, Guanajuato.

Te recomendamos: VIDEO Investigan muerte de vendedor de tamales tras abuso policiaco en Celaya, Guanajuato

La Procuraduría de Derechos Humanos de Guanajuato informó que aún no ha tenido acceso a la orden de aprehensión, ni a la necropsia ni a otros documentos que forman parte de la investigación por la muerte del comerciante Juan Carlos Padilla, ocurrida el lunes pasado, cuando policías ministeriales lo detuvieron en Celaya.

Familiares y amigos, velaron en privado a Juan Carlos Padilla Aranda, el hombre de 54 años de edad, quien murió tras ser detenido con exceso de violencia por elementos de la Agencia de Investigación Criminal en Celaya, Guanajuato.

Su hija Fátima, quien es médico, fue la primera en llegar al Hospital General de Celaya, donde le informaron que su padre ya había fallecido.

El reporte médico señaló que su padre llegó en calidad de desconocido, que fue llevado por agentes ministeriales al servicio de urgencias, quienes señalaron que el hombre había perdido el sentido.

Velan a vendedor de tamales que murió tras abuso policiaco en Celaya, Guanajuato. FOTO Noticieros Televisa

A su ingreso, Juan Carlos no presentaba signos vitales y fue llevado al área de choque donde se iniciaron maniobras de reanimación cardiopulmonar por 3 ciclos sin recibir respuesta.

“Nos vamos al hospital, me paso al hospital, me dicen que ya mi papá ya había llegado sin signos vitales, que lo habían pasado a área de choque y me pasan con la trabajadora social para ver qué proceso seguía”, dijo.

Fátima asegura que no le permitieron reconocerlo físicamente y solo lo identificó por sus zapatos.

“Me llevan, no me permiten verlo, lo tenían ensabanado y me dicen que por las características en las que se encontraba pues no se me permitían, que solamente viera por sus zapatos y con eso lo identificara este veo los zapatos pus si me cercioro que sÍ es mi papá”, aseguró. 

La familia del comerciante, aún está en espera de que les permitan ver la supuesta orden de aprehensión que iban a ejecutar los agentes.

“No nos, han dicho nada simplemente tomaron nuestra declaración y dicen que van a iniciar la carpeta de investigación y fuera de eso, nada más. Regresamos, nos levantan una denuncia por homicidio y estamos en el proceso de ver que más sigue”, insistió Fátima.

En la zona donde fue la detención en la esquina de las calles Felipe Ángel y Jaime Nuno del Barrio de la Resurrección en la zona centro de Celaya, los vecinos tienen miedo de hablar, pero coincidieron que al momento de la detención de Juan Carlos, los ministeriales le llamaban por otro nombre.

“Él gritaba que lo soltaran, él gritaba que se estaban equivocando. La camioneta no traía, no traía placas, las personas le decía que dónde estaba, que porque se lo llevaban y ellos no le decía inclusive por ahí se escuchaba que lo nombrara con otros nombre”, aseguró un testigo.

“Le decía Martín, y mi papá les decía que no, que no era ningún Martín, que él era Juan Carlos Padilla Aranda, que se están confundiendo, que no es la personas que buscan, que les muestren pues el documento donde lo están buscando a él, por la situación que estamos viviendo aquí nosotros asumimos que eran judiciales”, concluyó Fátima.

El cuerpo de Juan Carlos será sepultado este jueves en un panteón de la ciudad de Celaya.

En tanto, la subprocuradora de Derechos Humanos de Guanajuato, Leticia Rojas Ramírez, se reunió con la familia de Juan Carlos para ofrecerles acompañamiento e informó que hasta el momento no han tenido acceso a documentos clave de la investigación.

“Nos van a contestar a más tardar, el límite sería este viernes, dentro de la carpeta de investigación nos van a enviar todo. No nos hemos entrevistados con ellos , los ministeriales porque es parte de la investigación”, afirmó la subprocuradora Rojas.

 

Con información de Édgar Tamayo y En Punto

KAH