Unión Africana condena golpe de Estado en Mali

El golpe se da tras varias semanas de gran inestabilidad en Mali, con protestas multitudinarias para exigir la renuncia del presidente Ibrahim Bubacar Keita, en el cargo desde 2013
Golpe de Estado en Mali. (Reuters)

El presidente de Comisión de la Unión Africana (UA), Moussa Faki Mahamat, condenó hoy “enérgicamente” el golpe de Estado en Mali y exigió a los golpistas la “liberación inmediata” del presidente maliense, Ibrahim Bubacar Keita, y de otros miembros del Gobierno.

Te recomendamos: Dan golpe de Estado en Mali; militares detienen al presidente y al primer ministro

“Condeno enérgicamente cualquier intento de cambio anticonstitucional y pido a los amotinados que cesen todo uso de la violencia y el respeto por las instituciones republicanas”, manifestó Mahamat en su cuenta de Twitter.

El jefe de la Comisión (secretariado) hizo también un llamamiento a la Comunidad Económica de Estados de África del Oeste (CEDEAO), a la ONU y a toda la comunidad internacional con el fin de que “combinen de manera efectiva sus esfuerzos para oponerse a cualquier uso de la fuerza para poner fin a la crisis política en Mali”.

Los militares que hoy protagonizaron un golpe de Estado en la capital maliense, Bamako, afirman tener en su poder al presidente de Mali, así como a su primer ministro, Bubu Cissé.

Uno de los militares amotinados en el cuartel de Kati, desde donde partió el movimiento esta mañana, dijo a los periodistas que las dos máximas autoridades de la República están en su poder, sin dar más precisiones.

La noticia del aparente triunfo del golpe se expandió inmediatamente por la capital, por cuyas principales avenidas circulan vehículos militares, y en donde miles de personas salieron a las calles en actitud festiva, celebrando lo ocurrido, que aparentemente ha tenido lugar sin derramamiento de sangre.

El golpe acaece tras varias semanas de gran inestabilidad en Mali, con protestas multitudinarias para exigir la renuncia del presidente Ibrahim Bubacar Keita (IBK), en el cargo desde 2013.

La CEDEAO llegó a mediar en la crisis del país y convocó una cumbre sobre el tema el pasado 27 de julio para proponer una solución, pero sus recomendaciones, al no incluir la salida del presidente Bubacar, no contentaron a los opositores y no permitieron reducir la inestabilidad.

Con información de EFE

Rar