Un menor herido y 108 detenidos en aniversario de golpe de Estado de Pinochet en Chile

El menor herido, de 14 años, recibió el impacto en el rostro de un bote de gas y no se encuentra en estado de gravedad
Un hombre corre del gas durante una protesta por la conmemoración del 47ª aniversario del golpe de Estado de Augusto Pinochet en Chile. (Foto : EFE)

En la mayor jornada de protestas desde la llegada de la pandemia al país chileno que se dio durante la conmemoración del aniversario del golpe de Estado de Augusto Pinochet (1973), dejó un balance de 108 detenidos y un menor herido.

Te recomendamos: Trabajadores de la salud en Chile protestan en medio de la pandemia

En el marco de la conmemoración, que convocó actos pacíficos a lo largo de todo el país, se produjeron disturbios en la capital chilena con barricadas, quema de vehículos, ataque a cuarteles policiales y enfrentamientos entre Carabineros (Policía militarizada) y manifestantes.

En este contexto y según el balance entregado este sábado por las autoridades policiales, se produjeron 108 detenciones, 16 carabineros y 2 civiles resultaron heridos, entre ellos un menor.

El adolescente herido, de 14 años, recibió el impacto en el rostro de un bote de gas y no se encuentra en estado de gravedad, según informó a las autoridades la tutora legal del menor.

“Queda claro que aquí hay grupos violentos cuya única capacidad es la de destruir y a esos grupos tenemos que enfrentarlos”, afirmó el ministro del Interior, Víctor Pérez.

La manifestación comenzó en la capitalina Plaza Italia, con mascarillas y bajo el lema “Iluminemos Chile con verdad y justicia” y congregó a más de un millar de personas que recordaron el 47 aniversario del derrocamiento de Salvador Allende.

En la marcha se recordó al fallecido presidente entre consignas contra el actual Gobierno, del conservador Sebastián Piñera, y pronunciamientos en favor de una nueva Carta Magna.

En las zonas colindantes a la plaza se produjeron barricadas y enfrentamientos entre manifestantes encapuchados y Carabineros que recurrieron a los habituales carros lanza-aguas para dispersarlos.

Los episodios más graves tuvieron lugar en varios barrios de la periferia de Santiago de Chile, entre ellos el ataque a una comisaría con objetos contundentes y disparos.

La jornada de protestas es la más multitudinaria desde la llegada del coronavirus a Chile el pasado marzo y consolida el retorno de los encuentros semanales que durante los cinco meses de confinamiento permanecieron silenciados y que las dos pasadas semanas habían logrado reunir a menos personas.

Chile vive desde el pasado octubre la crisis social más grave desde el fin de la vuelta a la democracia en 1990, que se saldó con una treintena de muertos y miles de heridos además de graves señalamientos contra las fuerzas de seguridad por violaciones a los derechos humanos.

Con información de EFE
DGP