Turistas canadienses cancelan viajes a Los Cabos por nuevas medidas sanitarias

El gobierno canadiense, que recién abrió las restricciones para viajar, exige a sus ciudadanos que a su regreso presenten una prueba negativa de COVID-19
Turistas canadienses cancelan viajes a Los Cabos. (EFE, archivo)

Durante diciembre del 2020, el destino de Los Cabos, en Baja California Sur, mantuvo una afluencia turística del 46% en los 17 mil cuartos de hotel, lo que se considera buena ocupación tomando en cuenta que sólo se permite operar el 50%, sin embargo, en este inicio de año muchos turistas, principalmente canadienses, han cancelado sus viajes debido a las medidas sanitarias implementadas en sus países de origen.

Te recomendamos: Pasajeros pierden vuelo México-Canadá por no presentar prueba negativa de COVID-19

“Actualmente estamos trabajando por ahí del 46% y obviamente estamos visualizando que esto puede cambiar dependiendo de las nuevas regulaciones que están teniendo los países emisores”, indicó Mauricio Salicrup, presidente de la Asociación de Hoteles de Los Cabos.

El gobierno canadiense, que recién abrió las restricciones para viajar, exige a sus ciudadanos que a su regreso deben presentar una prueba de COVID-19, que demuestre que no portan la enfermedad.

“Les están pidiendo un certificado de una prueba PCR y esto pues ha afectado el flujo de canadienses que están viajando a nivel mundial”, dijo Rodrigo Esponda, director del Fideicomiso Turístico de Los Cabos.

Esta disposición ha generado que muchos turistas canadienses cancelen su viaje a Los Cabos, afectando el flujo que normalmente se tenía en este mes de enero.

“Teníamos tradicionalmente más de 50,000 turistas canadienses a lo largo del mes viniendo, obviamente ese número hoy en día es muy reducido”, refirió Rodrigo Esponda, director del Fideicomiso Turístico de Los Cabos.

El costo de las pruebas de PCR es elevado afectando el presupuesto de los viajeros, por lo que algunos han optado por posponer sus viajes.

Para las asociaciones de hoteles, tiempo compartido, Canaco y restauranteros, una de las posibles soluciones es renegociar el precio de las pruebas con hospitales y laboratorios privados, para reducir costos a los turistas.

Con información de Armando Figaredo

Rar