Trump: ONU no ha alcanzado su pleno potencial a causa de la burocracia

António Guterres, Donald Trump y Nikki Haley

António Guterres, Donald Trump y Nikki Haley en la ONU. (AP)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió este lunes la necesidad de reformas en el funcionamiento de la ONU y alabó las iniciativas puestas en marcha con ese fin por el secretario general, António Guterres.

El presidente estadounidense, que en el pasado había sido muy crítico con Naciones Unidas, se mostró muy satisfecho con las acciones que está desarrollando Guterres y aseguró que, gracias a ellas, la ONU “está cambiando rápidamente”.

Trump dijo que apoya plenamente la “gran visión de reforma” del diplomático portugués y se mostró convencido de que, si se apuesta por cambios verdaderamente claros, la ONU se convertirá en una fuerza más importante “en favor de la paz y la armonía en el mundo”.

Animamos al secretario general a utilizar plenamente su autoridad para atajar la burocracia, reformar sistemas anticuados y hacer decisiones firmes para promover la misión central de la ONU”, señaló.

El dirigente, además, llamó a todos los Estados miembros a dejar de hacer las cosas como siempre y a no quedarse atrapados en fórmulas del pasado que no funcionan.

El objetivo, subrayó, debe ser que la ciudadanía recupere la confianza en el trabajo de la organización.

En ese sentido, criticó que los aumentos de presupuesto y personal que se han visto en Naciones Unidas desde el año 2000 no están ofreciendo “los resultados” que deberían.

“Pero sé que, bajo el secretario general, eso está cambiando y está cambiando rápidamente”, añadió.

Trump, que desde su llegada a la Casa Blanca ha amenazado con recortes importantes en la aportación estadounidense al presupuesto de la ONU, insistió hoy en que ningún país debe asumir una “carga desproporcionada” en la organización.

Su discurso, que duró apenas cinco minutos y estuvo seguido por una intervención del propio Guterres, tuvo un marcado carácter institucional.

Al inicio, sin embargo, Trump bromeó sobre “el gran potencial” que vio hace años en la ONU, cuando decidió construir una torre con su nombre frente a la sede de la organización.

ONU DEBE SER “ÁGIL Y EFECTIVA, FLEXIBLE Y EFICIENTE”, DICE GUTERRES            

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, afirmó hoy que la organización debe buscar una reforma que haga a Naciones Unidas “ágil y efectiva, flexible y eficiente”.

En el acto en el que participó Donald Trump, Guterres lamentó que la burocracia, las “estructuras fragmentadas” y los “procedimientos bizantinos” son algunos de los defectos que tiene la ONU.

Estamos haciendo progresos hacia un audaz y amplio programa de reformas para fortalecer Naciones Unidas”, agregó Guterres durante el acto, que se prolongó por menos de veinte minutos y se celebró en una de las salas del complejo de Naciones Unidas.

La reunión tuvo unas palabras de introducción y de despedida de la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, y los discursos de Trump y de Guterres, y se levantó poco después de esas intervenciones.

El secretario general de la ONU, sentado a la derecha de Trump, y éste a su vez a la derecha de Haley, reconoció que los problemas de burocracia que sufre la ONU a veces le hacen pensar si hay “una conspiración” para que las reglas de la organización sólo busquen “que no sea efectiva”.

“Para servir a la gente que apoyamos y a la gente que nos apoya, debemos ser “ágiles y efectivos, flexibles y eficientes”, añadió a la vez que recordó que la ONU debe ceñirse a los principios de su carta fundacional.

 

Vea también:

Trump y Corea del Norte centran la atención en Asamblea de la ONU

 

AAE

CARGANDO...