#TLCAN

Trump asegura que ‘no tiene prisa’ por lograr acuerdo sobre TLCAN

Trump asegura que ‘no tiene prisa’ por lograr acuerdo TLCAN

Trump, presidente de Estados Unidos, aseguró que ‘no tiene prisa’ por lograr un acuerdo sobre el TLCAN, a un año del inicio de las renegociaciones (Reuters)

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, aseguró hoy que no tiene prisa por lograr un resultado en las negociaciones del TLCAN, mientras las delegaciones de Estados Unidos y México intentan en Washington llegar a un rápido acuerdo sobre el tratado.

“No tengo prisa”, dijo durante una reunión con su gabinete, en la que defendió que quiere un buen acuerdo. “Si no tenemos un avance, no formalizamos un acuerdo”.

Hace menos de un mes, en una carta de Trump enviada al presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, había instado no obstante a una rápida negociación final del acuerdo, advirtiendo de que de lo contrario tomaría un “camino muy diferente”.

Las palabras de Trump arribaron exactamente en el día que se cumple un año del inicio de la renegociación del mayor acuerdo comercial del mundo.

TLCAN, sin garantías para concluir en agosto: Guajardo

Cronología de la renegociación del TLCAN

Las conversaciones entre Estados Unidos, México y Canadá se abrieron el 16 de agosto de 2017 en Washington por imposición del mandatario republicano, quien entonces consideró que era el peor tratado firmado nunca por su país y que ha beneficiado sólo a los otros dos socios.

Durante agosto del 2017 se celebró la primera ronda de negociaciones con el objetivo de Estados Unidos de reducir el déficit comercial, sin llegar a acuerdos. Poco después, Trump amenazó con abandonar el acuerdo.

En septiembre de ese año se llevó a cabo la segunda ronda de negociación en la Ciudad de México, donde los avances fueron pocos. Después de dicha ronda, Estados Unidos propuso incluir una cláusula de clausura automática, que entraría en efecto cada cinco años. A finales de septiembre se celebró la tercera ronda, en Ottawa, donde se reconoció que no se trataron los capítulos más polémicos.

El 10 de octubre, el primer ministro canadiense Justin Trudeau viajó a Estados Unidos y México para intentar salvar lo que consideró como una “imprescindible modernización del TLCAN”. Simultáneamente, la cuarta ronda de negociaciones tuvo lugar en Washington, se agudizaron las diferencias en la resolución de disputas comerciales y los equipos deciden extender las conversaciones.

Del 17 al 21 de noviembre de 2017, se celebró la quinta ronda de negociaciones del TLCAN, sin ministros, con grupos técnicos y antecedidas por nuevas amenazas.

El 1 de diciembre del año pasado, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, prometió concluir las negociaciones de acuerdos comerciales como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) de 2018. Un mes y diez días después, Donald Trump amenazó con retirar a Estados Unidos del tratado si no hay un “buen acuerdo”.

Del 23 al 28 de enero, la sexta ronda de la renegociación del TLCAN se celebró en Montreal, Canadá, con moderado optimismo y la esperanza de desbloquear las conversaciones. La séptima ronda se realizó del 25 de febrero al 5 de marzo, y concluyó con un México confiado tras cerrar tres capítulos y destacar el “compromiso” de los equipos negociadores.

Equipos técnicos concluyen renegociación de la sexta ronda del TLCAN

El 8 de marzo aplicó un arancel del 25% a sus importaciones totales de acero y del 10% al aluminio. Sin embargo, eximió a Canadá y México con la condición a lograr un acuerdo del TLCAN a fines de mayo. El día 20 del mismo mes, el entonces candidato a la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció a su jefe negociador del TLCAN, Jesús Seade Kuri.

Los ministros de Canadá, México y Estados Unidos encargados de renegociar el TLCAN se reunieron el 6 de abril, un día después de que Trump considerara que podría haber un anuncio “bastante pronto”.

El 23 de abril, el canciller mexicano Luis Videgaray calificó de “inaceptable” condicionar el acuerdo del TLCAN a un endurecimiento migratorio, como sugirió Trump durante el mes.

Ante las fallidas rondas de negociación, el 7 de mayo comenzaron reuniones de alto nivel en Washington, en lo que se consideró como la recta final de la negociación.

El 31 de mayo, Estados Unidos aplica finalmente los aranceles al aluminio y al acero provenientes de México y Canadá. En respuesta, México suspende el tratamiento arancelario preferencial a una amplia variedad de mercancías procedentes de Estados Unidos el 5 de junio, para denunciar al país norteamericano ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) dos días después.

Aranceles para México y Canadá, por demoras de TLCAN: Ross

Después de la victoria de Andrés Manuel López Obrador en los comicios presidenciales de México el 1 de julio, Canadá aplicó aranceles a decenas de productos procedentes de Estados Unidos como represalia a la decisión de Washington.

El 16 de julio, Estados Unidos denunció ante la OMC a la Unión Europea, Canadá, China, México y Turquía por los aranceles impuestos en represalia a sus medidas.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, se muestra optimista de que se pueda lograr muy pronto un acuerdo de principios el 26 de julio. Peña Nieto hacía eco de estas declaraciones un día después, cuando confió que se podría llegar a un acuerdo durante agosto.

El 6 de agosto, México aseguró que no había cedido en reglas de origen automotriz, y celebra que hay 9 capítulos cerrados. Dos días después, se celebra en Washington una reunión de alto nivel, donde se coincidió entre las administraciones de ambos países en la importancia del TLCAN.

México y Estados Unidos retoman negociaciones del TLCAN

A la fecha, continúan las pláticas de renegociación entre México y Estados Unidos sin incluir a Canadá. Según versiones oficiales, se trata de cerrar temas que conciernen sólo a Estados Unidos y México antes de volver a sentarse a una mesa trilateral, algo que no ocurre desde mayo.

Para que la firma pueda tener lugar es preciso que Canadá se una a un hipotético acuerdo con brevedad. La fecha límite para un acuerdo preliminar es el 25 de agosto, ya que la ley estadounidense obliga al Gobierno a informar del mismo al Congreso 90 días antes de la rúbrica.      

Con informaición de DPA y EFE

asa.

CARGANDO...